Polí­tica

Defensores es de Belgrano, la Policía es de Larreta

La Policía de Larreta decidió que colgar una bandera que dice “Todos con Cristina, Defe con CFK” es incitar a la violencia. Secuestró el trapo y quería llevarse detenidos a los hinchas de Defensores de Belgrano. Mirá vos. Que no se entere que la tribuna del club se llama Marquitos Zuker en homenaje a un militante desaparecido por la última dictadura porque manda a poner vallas a los que quieran ir a alentar. Y cuando le digan que a Defensores le dicen El Dragón lleva los camiones hidrantes.

Seguro que con eso alcanza para que los hinchas de todas las hinchadas entiendan que está mal expresar lo que sienten en un trapo. En los recitales también. Ya nadie más va a decir lo que piensa sin antes preguntarle al policía de Larreta más cercano a ver qué le parece. Por eso las provincias argentinas envidian tanto a la Recontra República Democrática de la Ciudad de Buenos Aires.

Por nosotros los militantes no se preocupen. Como buenos peronistas estamos acostumbrados a que nos prohíban, a que nos limiten la libertad de expresión, que nos censuren, a que nos proscriban y a que nos pongan vallas para expresarle nuestro cariño y apoyo a Cristina.

Por eso, queremos avisarle a Larreta, por intermedio de su policía, que ya iniciamos el trámite administrativo correspondiente a efectos de solicitar permiso, muy por favor, para pintar, colgar y exhibir en el espacio público de la Recontra República de La Ciudad de Buenos Aires las siguientes frases:

AGUANTE CRIStiano ronaldo bienvenido a la ArgenTINA
BANCAMOS A CRIStian castro y que vuele una serpenTINA
NOS GUSTA CRISTalizar los sueños mientras comemos una golosINA

Solicitamos también poder doblar las mencionadas banderas para hacerlas entrar en el espacio que quede libre entre las otra banderas que hayan sido colgadas previamente.

 

Militancia
En el 46 aniversario de La Noche de los Lápices, el movimiento estudiantil secundario se movilizó en todo el país.
Militancia
Gatillaron dos veces en la cabeza de Cristina y en todo el país se llenaron las calles en repudio al intento de magnicidio, como garantía de lealtad y en defensa de la democracia.