Militancia

Evita eterna

A 70 años del paso a la inmortalidad de la abanderada de las y los humildes, la militancia organizó jornadas solidarias a lo largo y ancho del país.

Bajo la consigna “Evita eterna. Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más”, militantes de Ushuaia a La Quiaca mejoraron las instalaciones de espacios culturales, vecinales y sociedades de fomento de sus barrios. También, reacondicionaron las plazas y espacios verdes, limpiaron las playas y costas y gestionaron la separación de residuos en cada territorio, promoviendo que este hábito se traslade a la vida cotidiana.

Asimismo, no faltaron las actividades para los únicos y únicas privilegiadas: los niños y niñas pudieron divertirse y disfrutar de obras de teatro, kermesses y espectáculos infantiles.

Por otra parte, se organizaron dispositivos de salud donde, entre otras cosas, tomaron la presión a los vecinos y vecinas, controlaron el calendario de vacunación y realizaron consultas integrales.

Pintadas con el rostro, frases y consignas de Evita quedaron plasmados en las paredes de todo el territorio nacional, demostrándola tan actual como inmortal.

También, se realizaron encuentros de cine debate y charlas de formación sobre su figura y legado, que continuarán durante toda la semana.

Por último, desde hoy, 26 de julio, compañeros y compañeras entregarán pósters de Evita tanto en las unidades básicas como en los domicilios de quienes se anoten para recibirlos, así su figura se continuará reproduciendo en cada rincón de nuestro suelo.

Como no podía ser de otra manera, a Evita la homenajeamos poniendo el cuerpo en momentos donde quienes tenemos un compromiso con las causas del pueblo, debemos redoblar nuestros esfuerzos para poder construir una Patria libre, justa y soberana.

 

Ciudad de Buenos Aires
Te fuiste el mismo día que Hebe, seguro agarrada de su mano. Compañera imprescindible, de la escucha atenta y amorosa. De las que ponían el cuerpo en cada consejería, olla, jornada solidaria y movilización. De convicción fuerte: no hay justicia social sin amor, no hay amor si no hay deseo.