Economí­a

Tarifas: de la planilla de Excel al cambio de paradigma en materia energética

La Zona Fría se amplía y beneficiará a más de 3 millones de argentinos y argentinas. Con una mirada federal e inclusiva, fue presentado el proyecto de ley consensuado por legisladores y legisladoras de diferentes bloques. En Buenos Aires incluye a más de 50 localidades.

“Se trata de un cambio de paradigma en relación a lo que se hizo en cuatro años del gobierno de Juntos por el Cambio con las tarifas”, dijo durante la presentación del proyecto el jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner.

El proyecto de ley da respuesta a una demanda histórica por parte de asociaciones de defensa al consumidor, usuarios y usuarias de las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis, Salta y más de cincuenta municipios de la provincia de Buenos Aires que se suman al derecho que ya tiene la región patagónica.

Entre 2015 y 2019, el gobierno de Mauricio Macri impulsó tarifazos extraordinarios en materia de servicios, generando pobreza energética en un amplio sector de la población argentina a partir de la dolarización tarifaria.

“Quienes desconocen la realidad de la Argentina y hablaban de veredas calefaccionadas o de que los argentinos y argentinas malgastaban el gas le hicieron un gran daño al poder adquisitivo de nuestro pueblo”, indicó Máximo al respecto.

La iniciativa legislativa implica una disminución del 30% y 50% sobre las facturas de gas correspondiente para usuarias y usuarios residenciales, dependiendo su situación de mayor o menor vulnerabilidad. Se incluye, también,  a la garrafa para las mismas regiones, provincias, departamentos, municipios y partidos incorporados.

Quienes recorremos nuestras localidades, vemos las consecuencias de la implementación de políticas que impulsó el macrismo, profundizadas en este contexto de pandemia, y somos conscientes de que las tarifas no pueden aumentar más que los salarios. Para recuperar el poder adquisitivo de los argentinos y argentinas, las tarifas de los servicios no pueden tener aumentos desproporcionados y es necesario garantizar el acceso de todos y todas a las mismas.

El proyecto, además, responde a un pedido histórico que durante la gestión de Cambiemos fue absolutamente desoído por las autoridades del Ejecutivo y el Parlamento. La iniciativa llega, de este modo, en un momento donde se inician las bajas temperaturas y permitirá a la población evitar enfermedades derivadas del frío y la humedad.

“La incorporación de millones de argentinos y argentinas al beneficio que ya tienen las provincias patagónicas es saludable para nuestro pueblo y para la economía. Lo que las familias no destinen al gas lo van a usar para mejorar sus calefactores que en las zonas más frías además tienen mayor uso porque la temporada de bajas temperaturas dura más tiempo”, sostuvo el compañero Máximo Kirchner al tiempo que destacó: “Este proyecto está en línea con el compromiso que asumimos en 2019. Nos eligieron para dar soluciones a los problemas. En un contexto complejo dónde muchos han perdido a seres queridos por la pandemia, tenemos que seguir buscando alternativas para ir avanzando y salir del infierno en el que nos dejaron”.

Además de la presentación formal realizada por los diferentes bloques que participaron de la elaboración del proyecto de ley, intendentes, dirigentes y representantes de las diferentes secciones bonaerenses incorporadas a la Zona Fría se reunieron con Máximo para dialogar sobre el impacto que el proyecto tiene para las familias bonaerenses.

En este sentido, las y los presentes afirmaron que “Se trata de lo que los vecinos y vecinas esperan del Frente de Todos. Para eso nos eligieron en el año 2019: para generar soluciones a los problemas cotidianos”.

En las nuevas localidades, la tarifa diferencial implica una disminución del 50% de la factura de gas correspondiente, en el caso de los siguientes usuarios residenciales:

• Titulares de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo para Protección Social.
• Usuarios y usuarias inscriptas en el régimen de Monotributo Social.
• Jubilados y jubiladas; pensionadas y pensionados; titulares de Pensiones no Contributivas y trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a cuatro Salarios Mínimos Vitales y Móviles al igual que aquellas y aquellos monotributistas inscriptas en una categoría que no supere dicha cifra.
• Usuarios y usuarias que perciben seguro de desempleo.
• Electrodependientes, beneficiarios y beneficiarias de la Ley N° 27.351.
• Usuarios y usuarias incorporadas en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares (Ley N° 26.844).
• Exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza.
• Titulares de Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

Respecto del resto de las usuarias y usuarios residenciales, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente.

La ampliación incorpora a las localidades actualmente alcanzadas, las comprendidas en el frente marítimo y subzonas del sur de la provincia de Buenos Aires.

De aprobarse el proyecto, quedarían abarcadas con el derecho que ya tiene la región patagónica, la totalidad de la provincia de Mendoza, localidades de San Juan, Salta, San Luis y San Juan y más de 50 municipios bonaerenses (Partido de La Costa, Pinamar, Villa Gesell, Mar Chiquita, General Pueyrredón, General Alvarado, Lobería, Necochea, Tres Arroyos, San Cayetano, Coronel Dorrego, Monte Hermoso, Coronel Rosales, Bahía Blanca, Villarino, Patagones, Tandil, Olavarría, Azul, General La Madrid, Coronel Suárez, Saavedra, Tornquist, Coronel Pringles, Laprida, Benito Juárez, Gonzales Chaves, General Juan de Madariaga, General Lavalle, Ayacucho, Rauch, Pellegrini, Salliqueló, Guaminí, Tres Lomas, Daireaux, Balcarce, Puán, Adolfo Alsina, Tapalqué, General Guido, Castelli, Dolores, Maipú, Tordillo, Hipólito Yrigoyen, Carlos Tejedor, Bolívar, Pehuajó, Trenque Lauquen, General Alvear, Rivadavia, General Villegas y Carlos Casares).

 

Derechos Humanos
El TOF 4 de San Martín condenó a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad a los genocidas Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Marcelo Cinto Courtaux, Roberto Dambrosi y Luis Ángel Firpo por su responsabilidad en la detención y desaparición de miembros de la Contraofensiva Montonera. Las fotos de las víctimas y los pañuelos enmarcaron este fallo histórico, tanto en la sala como en las pantallas de los familiares que siguieron la sentencia de forma remota.