Ambiente

CUANDO LA POLÍTICA SE PONE AL FRENTE DEL CUIDADO DE LA CASA COMÚN

El diputado nacional Máximo Kirchner presentó hoy un proyecto de ley que busca terminar con los incendios en humedales, bosques nativos y pastizales de nuestro paí­s, prohibiendo el cambio en el uso del suelo por hasta 60 años.

Foto Agencia NA

Hace meses vemos con mucha tristeza como el lobby de los grandes capitales económicos genera los focos de incendios que después se extienden gravemente debido a las condiciones de fuerte sequí­a que sufre nuestro paí­s, asociada a la crisis climática que cada dí­a azota al mundo. De esta forma, luego del fuego, los grandes grupos del sector inmobiliario y agropecuario se hacen de las tierras para su explotación a precios muy por debajo del valor de mercado.

Este proyecto, acompañado además por diputados y diputadas de otros cinco bloques de la Cámara Baja, prohí­be el cambio en el uso del suelo luego de ocurrido un incendio. Así­, desde la polí­tica se da una respuesta para que se termine con este cí­rculo perverso y que en Argentina ya no pueda haber especuladores que piensen en destruir nuestro ambiente de forma indiscriminada para llevar adelante sus negocios en esos lugares.

Esta iniciativa vuelve a dejar en claro que, por un lado, hay espacios colectivos que con polí­ticas públicas buscan preservar nuestros bienes comunes naturales mientras que, por el otro, están quienes sólo se encargan de defender los intereses de los grandes grupos económicos.

Seguimos militando por polí­ticas públicas integrales y construyendo un proyecto nacional, popular, democrático, feminista y ambientalista que entienda que no hay justicia social sin justicia ambiental.

 

 

Tucumún
Bajo la consigna “Lealtad a las convicciones, al pueblo y a la Patria” más de mil compañeras y compañeros de toda la provincia se reunieron en el Club Avellaneda Central a fin de analizar la coyuntura política y trazar los objetivos de la organización en el territorio a corto, mediano y largo plazo. 
Comunicado de La Cámpora
La convivencia democrática, que se ve severamente afectada por la promoción de los discursos de odio, debe ser cuidada por todos los argentinos y argentinas.