Militancia

Florecieron mil flores

Vení­amos de tiempos de apatí­a polí­tica, desconfianza generalizada, desgastada autoestima y poca esperanza cuando Néstor nos dijo “Que florezcan mil flores”.

Son nuestras las flores nuevas, no hay quien las mate.

Son nuestras y están naciendo por todas partes.

Teresa Parodi, Posdata

 

Las transformaciones pendientes eran muchas y muy profundas, con lo que la necesidad de despertar la pasión por la participación polí­tica era imprescindible. Especialmente la de la juventud, aquella que no habí­a conocido el peronismo más que de boca de una abuela que recibió esa muñeca de la mano de Evita o un tí­o que sintió por primera vez el mar en sus dedos en Chapadmalal.

Néstor convocó ese trasvasamiento generacional que permitirí­a asumir la tarea pendiente, sabiéndola larga y con la firme convicción de que podrí­a   ser realizada con compromiso, energí­a, ideas, frescura, perseverancia y mucho amor. Amor por la Patria, amor por el otro, amor por la justicia social.

Esas flores que sembró Néstor, se multiplicaron y están por todas partes.

Por eso, este 21 de septiembre, en una primavera distinta, a lo largo y ancho del paí­s las paredes se pintaron de colores y se llenaron de esperanza para seguir recordando que las flores siempre seremos de Néstor y Cristina.

 

Chaco
Al conmemorarse diez años de la partida física de Néstor Kirchner, La Cámpora en Chaco culminó su ciclo de encuentros virtuales “Néstor es el nombre del Futuro”. Participaron el gobernador Jorge “Coqui” Capitanich, el secretario general de la organización Andrés “Cuervo” Larroque, la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza, el responsable político en la provincia Maximiliano Mántaras, la diputada nacional Lucila Masín, el secretario de municipios Rodrigo Ocampo y la compañera Amaya Molisano; entre otros y otras.
Portada
A lo largo del tiempo, escuchamos a muchxs compañerxs hablar sobre sus primeros encuentros con Néstor, los actos a los que lo siguieron y su voluntad inquebrantable. Cada uno de esos relatos nos pone la piel de gallina y nos acerca un poco más a ese hombre que supo colarse por las grietas de la historia para construir un país distinto. Las distintas experiencias vividas tienen como denominador común la recuperación de la esperanza a partir de un Flaco que le devolvió al pueblo su herramienta más importante para transformar la realidad: la política llevada a cabo colectivamente. Sin embargo, una generación entera se crió al calor de su gobierno y los de Cristina, y recién acarició la política cuando la Argentina había salido del infierno y los ojos de Néstor se habían cerrado.