Buenos Aires

Un nuevo ataque a la organización polí­tica

En el dí­a de la Independencia, nuestra Unidad Básica “La Resistencia” de Ramos Mejí­a amaneció vandalizada con consignas de odio.

La Argentina y el mundo atraviesan una crisis sanitaria y económica sin precedentes a causa de la pandemia; situación que se ve agravada por las consecuencias de 4 años de polí­ticas que endeudaron a nuestro paí­s como nunca su historia, provocando el cierre de miles de empresas, aumentando la pobreza y el desempleo. Al tiempo que se ajustó en salud, educación, ciencia y tecnologí­a, dejándonos en una situación de mayor vulnerabilidad frente al COVID-19.

La sociedad en su conjunto está realizando un enorme esfuerzo para evitar la propagación del nuevo coronavirus y, desde el gobierno, se implementaron distintas polí­ticas que buscan preservar la salud de la población, salvando la mayor cantidad de vidas posibles y atendiendo las consecuencias económicas.

Desde nuestra organización polí­tica buscamos acompañar estos esfuerzos a través de distintas actividades como ollas populares, recaudación y entrega de donaciones y asesoramientos integrales, entre otras. La Unidad Básica “La Resistenciaˮ es uno de los lugares desde donde organizamos estas tareas cotidianamente y sirvió como un lugar de construcción colectiva para los vecinos y vecinas frente a las agresiones del modelo neoliberal durante el macrismo. De ahí­ su nombre.

Queremos resaltar que no nos importan las escrituras en una pared, situación que puede solucionarse, sino que este tipo de actitudes son el reflejo de un clima de intolerancia que buscan inocular desde ciertos sectores polí­ticos en complicidad con los medios de comunicación.

Este acto vandálico no es un hecho aislado, sino la consecuencia de ataques sistemáticos de los laboratorios del odio que buscan instalar en la sociedad falsas divisiones entre los argentinos y las argentinas y que, desde posiciones extremas, generan hostilidad hacia quienes no piensan como ellos. Todo esto mientras atravesamos una crisis mundial de gran envergadura.

Lamentablemente en los últimos dí­as ejemplos sobran: desde declaraciones como “Cristina es el cáncer de la Argentinaˮ o reiterados llamados a romper la cuarentena, sabiendo que es hasta el momento la única herramienta que tenemos para preservar la salud, hasta la utilización polí­tica de la muerte de Fabián Gutiérrez.

Estamos convencidos de que la inmensa mayorí­a de la sociedad comprende que para superar estos tiempos difí­ciles que nos tocan atravesar se requiere de prudencia, solidaridad y el mayor sentido de responsabilidad. Sabemos que ese tipo de actitudes que atentan contra la convivencia democrática, aunque sean amplificadas por los voceros del odio, son expresiones minoritarias de una Argentina que quiere en su inmensa mayorí­a busca salir adelante.

 

 

Derechos Humanos
El TOF 4 de San Martín condenó a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad a los genocidas Eduardo Eleuterio Ascheri, Jorge Eligio Bano, Marcelo Cinto Courtaux, Roberto Dambrosi y Luis Ángel Firpo por su responsabilidad en la detención y desaparición de miembros de la Contraofensiva Montonera. Las fotos de las víctimas y los pañuelos enmarcaron este fallo histórico, tanto en la sala como en las pantallas de los familiares que siguieron la sentencia de forma remota.