Economí­a

EL MACRISMO TERMINí“ CON LA MORATORIA PARA LA JUBILACIí“N DE AMAS DE CASA

El gobierno de Mauricio Macrí­ tomó la decisión de no renovar la moratoria previsional que benefició mayoritariamente a las mujeres que no pudieron jubilarse por dedicarse a las tareas del hogar, el cuidado de lxs hijxs o por no contar con los aportes necesarios por diversos motivos.

En el año 2005 muchxs trabajadorxs en edad de jubilarse no contaban con la cantidad de aportes necesarios para poder acceder a este derecho. En consecuencia, Néstor Kirchner a fines de ese año y mediante la sanción del decreto 1454/2005, reactivó la ley 24.476 que dio lugar a que todos los mayores de 60 y 65 años pudieran jubilarse, hayan realizado o no aportes durante su vida laboral. Durante el gobierno de Cristina Kirchner se sancionó la ley 26.970 que amplió el espectro, logrando acceder a cubrir el 96% de la población en edad de derecho a jubilarse.

Esa nueva moratoria concluirí­a en 2016 y el macrismo la extendió hasta el 23 de julio del corriente año, pero solamente a mujeres con un mí­nimo de tres años de aportes (excluyendo a los hombres y desde luego a las mujeres que toda su vida se ocuparon de las tareas del hogar), decisión que dejó vislumbrar los horizontes del ajuste que finalmente se desarrolló a lo largo de estos casi cuatro años y dejó fuera a miles de argentinxs en situaciones vulnerables.

Dejar la moratoria sin vigencia implicará que muchxs de los futurxs jubiladxs -en su mayorí­a mujeres- que no tengan los 30 años de aportes no puedan acceder al derecho, lo que conlleva a que a partir de ahora solo puedan acceder a la Pensión Universal de para el Adulto Mayor (PUAM), que cuenta con 115.377 beneficiarixs del universo total de  los 6.197.627 millones de jubiladxs y pensionadxs, y paga solo el 80% del haber mí­nimo jubilatorio, lo que deberí­a ser de carácter inconstitucional ya que se encuentra por debajo del mí­nimo establecido.

En el mundo laboral las mujeres suelen tener los trabajos más flexibles y precarios. A su vez, lxs trabajadorxs de casas particulares en su mayorí­a son mujeres y trabajan de forma no registrada. Según la Encuesta Permanente de Hogares, las mujeres realizan el 62% de los empleos asociados al cuidado (sistema educativo, salud, social, trabajo doméstico); según el INDEC, las mujeres le dedican seis horas diarias más al trabajo doméstico, siendo éste una doble jornada laboral. La tasa de desocupación actual de las mujeres es de 10,8%.

Lejos de realizar acciones para disminuir y bregar por las grandes mayorí­as, lxs desprotegidxs y promover la igualdad de los géneros, esta medida vuelve a atacar a los sectores más vulnerables que son lxs jubiladxs, lxs trabajadorxs y las mujeres.

Argentina
En las vísperas de un nuevo 17 de octubre, el sol iluminó la ex Esma que, fiel a su espíritu de memoria y reconstrucción, se llenó de jóvenes de todo el país en una jornada inolvidable de discusión política y épica militante. Con presencia de compañeras y compañeros de todo el país y después de haber atravesado la pandemia del macrismo y del Covid, La Cámpora volvió a convocar a un encuentro signado por una generación de pibas y pibes dispuestos a seguir transformando la Patria.
Buenos Aires
El 25 de mayo pusieron una bomba en una unidad básica del Frente de Todos, donde además funcionan las oficinas de dos legisladores provinciales y, a la fecha, la Justicia no sólo no encontró a los autores intelectuales ni materiales del hecho, sino que tampoco produjo ningún avance significativo en la causa. A casi 5 meses, seguimos exigiendo que den curso con urgencia a la investigación, para que este delito de extrema gravedad no quede impune.