Comunicado de La Cámpora

Con nuestras maestras y maestros NO

Repudiamos el secuestro, las torturas, lesiones y amenazas sufridas por la docente Corina De Bonis en el partido bonaerense de Moreno, con el objetivo de intimidar a la comunidad educativa de ese distrito para que deje de organizar ollas populares.

La docente bonaerense Corina De Bonis, activa participante de las jornadas  por “salarios dignos y escuelas segurasˮ en Moreno, fue secuestrada al salir del Centro de Educación Complementaria Nº 801 mientras se dirigí­a a su casa. La golpearon, la amenazaron y le escribieron con un punzón en el abdomen: “Ollas noˮ.

A la gravedad del ejercicio de la violencia contra una maestra, se suma que dicha acción se produce como forma de amedrentamiento hacia miembros de una comunidad educativa movilizada a partir del fallecimiento de dos trabajadorxs de la educación, Sandra Calamano y Rubén Rodrí­guez, producto de la negligencia y la desidia del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Por todo esto es que hacemos nuestras las palabras del secretario general de SUTEBA (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), Roberto Baradel, quien subrayó durante una conferencia de prensa que “están haciendo de la Argentina un Estado de excepción. Las autoridades son responsables de la integridad de toda la comunidad educativaˮ.

Del mismo modo, acompañamos los dichos de la secretaria general de la CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), Sonia Alesso, que remarcó en referencia a la jornada de lucha del dí­a de mañana: “Nos vamos a movilizar para decir claramente ‘Nunca Más’ en la Argentina. No vamos a permitir que esto se repitaˮ.

Buenos Aires
Las paredes bonaerenses amanecieron pintadas con los nombres de los dos primeros precandidatos a diputado y diputada nacional por el distrito: Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan. Horas más tarde, en Escobar, la lista de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires fue lanzada oficialmente por el presidente y la vice, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Axel Kicillof y quien preside la Cámara Baja, Sergio Tomás Massa.
Polí­tica
La Justicia confirmó lo que ya sabíamos: el Programa Qunita no tuvo sobreprecios ni hubo un direccionamiento en su licitación, los elementos del kit eran seguros y, lo más importante, evitaba la muerte de las y los bebés más humildes de nuestra Patria, garantizando un comienzo de vida equitativo. El perjuicio fue hacia las miles de familias que durante estos años estuvieron privadas de recibirlo por decisión del macrismo y del conglomerado mediático judicial cómplice.