Universidad

Una multitud participó del Foro para la Construcción de una Mayoría Popular

Axel Kicillof, Itai Hagman, Leandro Santoro y Gustavo Menendez en el panel de cierre

La Facultad de Ciencias Sociales de la UBA fue el lugar en el que se congregó la militancia del campo popular y distintos referentes políticos, sociales, gremiales y académicos, con el objetivo de abrir un espacio de debate de ideas, en el marco de la reorganiza​ción del campo popular frente al avance del neoliberalismo.

Durante todo el día, desde las 13 a las 23 horas, se realizaron paneles-debate sobre distintas temáticas: movimiento estudiantil, movimiento obrero, coyuntura internacional, organización popular y economía social, coyuntura económica, comunicación, género, violencia institucional, ciencia y universidad y desafío ciudad. Más de 50 oradores provenientes de distintas corrientes, tradiciones y procedencias políticas, realizaron sus exposiciones en cada uno de los paneles, que estuvieron coordinados por compañeros y compañeras estudiantes de la universidad, tanto de las facultades como del CBC.

Nos parece fundamental que se hayan visto representadas la pluralidad de voces del campo popular. Porque una mayoría no se conforma por decreto o porque alguien lo diga en un discurso, sino que es imprescindible que existan instancias de debate con otros compañeros, porque sólo así van a madurar esos puntos en común que permitan articular un espacio que nos contenga a todos los que estamos del lado del pueblo en estos momentos tan difíciles.

Luego de una larga jornada, se realizó el panel de cierre en el auditorio Roberto Carri, que estaba repleto con más de 800 personas. El moderador del panel fue Eduardo Rinesi, ex-rector de la Universidad General Sarmiento, quien planteó algunos ejes de discusión en torno a los cuales giraron las intervenciones de Santoro, Hagman, Menéndez y Kicillof. Dejamos algunas de las citas más importantes.

Derechos Humanos
El 14 de junio de 2005 la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad de las leyes de punto final y obediencia debida. Se vivía un nuevo tiempo en el que la pelea, al principio solitaria, de los organismos de derechos humanos en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia se transformaba en políticas de Estado.
Formosa
Una de las fortalezas del peronismo como movimiento, es que ante los escenarios más adversos ha sabido demostrar lo mejor de sí. Y es efectivamente lo que está sucediendo en todo el país; la unidad del peronismo.