Militancia

La falta de inversión trae sufrimiento a la gente

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Hoy dos mil chaqueños y chaqueñas se han visto obligados a abandonar sus hogares, lo perdieron todo o casi todo, y no hay asistencia que pueda quitarles la tristeza de volver a empezar de cero, sabiendo que pudo hacerse más para evitar esta situación de colapso. Además, más de cuatro mil productores familiares de la zona del sudoeste siguen acarreando las consecuencias de la emergencia hídrica de enero y la pérdida total de la cosecha y de la producción ganadera.
De esto hablábamos cuando votamos en contra del presupuesto nacional y afirmábamos que se trataba del presupuesto del ajuste, de la exclusión, de la pobreza y de la miseria planificada.
Algunos ejemplos de obras no finalizadas en la provincia son el Canal 16 en el sur de la ciudad de Resistencia, licitado hace más de 4 años, o la autovía de la Ruta 11. Obras estructurales para el Chaco que, desde que asumió el gobierno de la alianza Cambiemos, quedaron paralizadas sin ningún tipo de justificación.
El Pacto Fiscal acordado con las provincias, en un intento de salvar la política macroeconómica, fue la trampa que se tendió a las administraciones provinciales para asfixiarlas y elegir la toma de créditos como única opción de financiamiento.
Los chaqueños y las chaqueñas sufren en carne propia las consecuencias del decretazo por el que se impuso el recorte del Fondo Federal Solidario (Sojero), la cancelación de las obras a través de la modalidad de financiamiento PPP (contratos de participación público- privada) y la quita de subsidios a las tarifas públicas.
¿Cuántos créditos más obligará a tomar el gobierno de Mauricio Macri a la provincia para financiar obras que no llegan? ¿Cuántas generaciones deberán seguir pagando las deudas de la actual administración? ¿Cuánto más deberá sufrir el pueblo del Chaco, cuando las inclemencias del tiempo y la falta de inversión arrasen con sus sueños y proyectos de vida?
A mediados de enero, junto a un grupo de legisladores nacionales firmamos un proyecto de ley para declarar la emergencia y zona de desastre en la región del Nordeste, con nulo acompañamiento del oficialismo. Ahora, buscan mostrarse como los defensores del pueblo presentando un proyecto de similares condiciones desde la Cámara de Senadores.
La política debe ser la herramienta fundamental para mejorar la calidad de vida de las personas, para “asegurar la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación” como decía el General Perón. Queremos que cierren los números, pero con la gente adentro.
(Lucila Masin, diputada nacional)
Ciudad de Buenos Aires

Por Javier Andrade, legislador porteño de Unidad Ciudadana

WhatsApp Image 2019-05-16 at 12.31.05
Derechos Humanos

Por Horacio Pietragalla

0003617586