Economía

Garúa de ayuda financiera en medio de un vendaval de recesión

Un kit de políticas escaso para combatir la problemática PyME.

Gobernadora_vidal-e1528205748840

La economía interna ingresa en su peor recesión desde que asumió el Gobierno de Cambiemos y la Gobernadora Vidal toma medidas paliativas de ayuda a las Pequeñas y Medianas Empresas de la Provincia de Buenos Aires, un sector importante en el mayor aglomerado urbano del país y de los más golpeados por el actual combo perfecto: desplome del mercado interno y de las ventas, aumentos de costos de producción por el tarifazo de energía y la suba del dólar, y aumento de los costos financieros por la estratosférica tasa de interés que impone el Banco Central por medio de la emisión de Leliqs. Es por eso que la máxima autoridad de la Provincia de Buenos Aires lanzó una serie de medidas en favor del sector en un momento crítico para la producción y el empleo. La pregunta es ¿Alcanza?

Crisis PyME

Luego de un 2017 de crecimiento, estallaron en 2018 los desequilibrios que venían acumulándose. El brutal salto del dólar, la aceleración inflacionaria y la pérdida de reservas terminaron con la vuelta de Argentina al FMI y una profunda recesión que todavía no tiene fecha de salida. La actividad (medida por el EMAE) viene cayendo desde abril, la industria (EMI) desde mayo y las ventas minoristas desde enero (CAME). En este contexto las PyMEs tienen que sobrellevar una tormenta en aguas turbias y con salvavidas de plomo. Sin embargo, esta situación se presenta de forma más aguda en la Provincia de Buenos Aires y en particular en el Gran Buenos Aires, de tal manera que la caída en el empleo registrado es más profunda en las PyMEs del Conurbano Bonaerense que en el resto los aglomerados urbanos del país. Es así que las empresas de entre 10 y 49 empleados han tenido una caída interanual en septiembre del 2,1% mayor que el 1,3% de caída que sufrió el mismo segmento en el interior. A su vez, en todo el país se observa como las PyMEs han contraído el empleo en menor medida (-1,8% para las pequeñas y -0,7% para más medianas) que las grandes empresas (-0,3%) según la Encuesta de Indicadores Laborales que elabora el Ministerio de Trabajo1.

Variación Interanual del empleo registrado según tamaño de empresa

Datos a Septiembre de 2018.

Fuente: Encuesta de Indicadores Laborales, Ministerio de Trabajo

Por otro lado, ya se vislumbraba en el segundo trimestre del corriente año, un deterioro de las cantidades vendidas (-2,1% con respecto al primer trimestre) y del empleo de las PyMEs a nivel nacional (-2,4%) según la Fundación Observatorio PyME. Aunque por otro lado, se observan disparidades a nivel sectorial, siendo las más golpeadas los sectores de Textil y Calzado y Autopartista pero también cayeron Alimentos y Bebidas y Madera, Corcho y Paja. Además el 79% de los empresarios declara que la rentabilidad de su empresa empeoró (en relación a un año atrás). Por otro lado, en las pequeñas empresas (10-50 ocupados), la contracción fue mayor, al deteriorarse el empleo en un 4,6% con respecto al mismo trimestre del año anterior. El Índice de Confianza Empresaria que mide la Fundación cayó a niveles que no se veían desde el año 2009 cuando impactó en Argentina la crisis financiera internacional2.

A su vez, las ventas minoristas (CAME) cayeron en septiembre en comparación con igual mes del año anterior en joyería y relojería (-14%), electrodomésticos (-12,6%), juguetería, rodados y librería (-12,6%), muebles (-11,6%), deportes y artículos de recreación (-11,6%), textil blanco (-11,5%), materiales eléctricos y ferreterías (-11,4%), marroquinería (-10,8%), bazar y regalos (-10,7%), calzados (-10,6%), bijouterie (-10,5%). La totalidad del resto de los rubros cayó pero por debajo del 10%. El promedio ponderado de caída fue del 9,2%. En los primeros 9 meses del año en comparación con igual periodo del año anterior la caída en promedio ponderado fue del 4,3%3.

Evolución mensual de las expectativas netas empresariales sobre sus dotaciones en los próximos tres meses. Total aglomerados. Diciembre 2015-Septiembre 2018.

Fuente: Encuesta de Indicadores Laborales, Ministerio de Trabajo

Pero lo que más preocupa son las tendencias a futuro. Se puede observar un desplome de las expectativas empresariales en relación a la dotación de personal para los próximos 3 meses. Es por eso que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ha lanzado una serie de medidas de estímulo para este segmento productivo sensible generan empleo para 4,4 millones de bonaerenses, lo que representa el 75% del trabajo privado a nivel provincial.

Medidas que no alcanzan

Es así que la Gobernadora Vidal ha anunciado una serie de medidas para paliar la recesión en el conurbano bonaerense y también en el interior:

  • Por el canal financiero, el Banco Provincia otorgará una Tasa anual del 30% para descuento de cheques hasta 90 días para las PyMEs tramo 1. El Banco Nación a su vez una tasa preferencial que sería del 35% para cheques a 90 días para todas las PyMEs bonaerenses, que sería financiada por la Provincia. También, se ofrece la Línea Acopiadores que se otorgará al 3,75% en dólares y a 270 días para la siembra del pequeño productor agropecuario. A su vez, las PyMEs podrán acceder por intermedio del Fondo de Garantías Buenos Aires (FONDEP, fondo de $ 6000 millones creado por Nación) a líneas de crédito para capital de trabajo con tasas del 50%. Para las microempresas se continuará con los microcréditos para plazos de 12 a 36 meses para capital de trabajo y de 37 a 60 meses para inversión. Con una tasa fija de 60% anual, el monto promedio es de $ 60.000, con mínimos de $ 6000.
  • Por el canal impositivo, durante noviembre y diciembre se va a postergar el saldo a pagar de Ingresos Brutos para las empresas que facturen hasta $ 2 millones anuales. De esta manera, en lo que resta del año no deberán afrontar esta carga impositiva, que abonarán durante 2019 mediante un plan de pagos establecido por ARBA. Y otras medidas sobre los padrones del sistema de recaudación y control, la rehabilitación de planes caducos, la flexibilización de levantamiento de medidas cautelares, o la ampliación del trámite de demanda web.
  • Por el canal de las compras públicas: Se le da la posibilidad a las PyMEs bonaerenses que en las licitaciones públicas serán elegidas automáticamente cuando su oferta sea hasta 5% mayor a la considerada mejor.
  • Por el canal comercial: Se extiende el programa Comprá PyME a los rubros textil, calzado, indumentaria, blanco y marroquinería para facilitar la presencia en supermercados de dichos productos y garantizar el pago en un plazo máximo de 90 días (ya estaba presente para alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza con un plazo máximo para el pago de 60 días)

No obstante, estas medidas representan tan solo un alivio parcial para la situación que está enfrentando el sector PyME bonaerense. En principio, muchas de ellas son para los dos últimos meses que quedan del año. Además, en muchos casos, la tasa que continúan pagando las PyMEs para el descuento de cheques sigue siendo particularmente alta. La reducción de la tasa hasta un nivel del 30/35% para el descuento de cheques, en un contexto de fuerte contracción del mercado interno, con todos los rubros de ventas minoristas cayendo, y en muchos casos en porcentajes mayores al 10% interanual, representa tan sólo una medida paliativa ya que lo que realmente urge es evitar el freno de la producción ante la caída de las ventas. Por otro lado, la línea crediticia del 50% del FONDEP sigue implicando un costo elevado para financiar capital de trabajo teniendo cuenta la incertidumbre en materia de actividad e inflación de cara al futuro. Sobre todo, el universo PyME deberá enfrentar los aumentos que se vendrán en las tarifas de los servicios públicos ante la política oficial en materia de dolarización tarifaria. Además, la caída en el consumo y en el mercado interno todavía parece no haber tocado fondo. Con lo cual, las PyMEs de la Provincia de Buenos Aires todavía deberán enfrentar condiciones adversas durante un horizonte de tiempo por el momento desconocido.

Por otro lado, las MiPyMEs siguen enfrentando una tasa del 60%. Teniendo en cuenta que esta clase de empresas también representan un universo importante en cuanto a generación de empleo privado, se deduce que los paliativos alcanzarán específicamente al segmento de empresas de más 10 empleados. Con los cual, los pequeños comercios y empresas, productivas y de servicios, seguirán enfrentando condiciones de financiamiento leoninas.

La problemática del empleo y la producción en la Provincia de Buenos Aires, se concluye, tendrá meses venideros difíciles, a pesar de las medidas anunciadas por la Gobernadora Vidal, lo que muestra que una verdadera política productiva para el sector industrial y productivo y para el sector PyME en particular, es una política que hace crecer la demanda doméstica, el consumo de los sectores medios y populares, una cuestión ausente en 2018 que no se sabe bien hasta cuándo durará. Estas medidas representan una mejora para las condiciones de operación de las empresas productivas y comerciales. Sin embargo, no detendrán la caída de la rentabilidad y de las ventas, y llevará incluso a que muchas PyMEs deban soportar varios meses trabajando a pérdidas a la espera de un cambio en las condiciones macroeconómicas.

1 http://www.trabajo.gob.ar/downloads/estadisticas/Reporte_Laboral_Octubre_2018.pdf

2 http://www.observatoriopyme.org.ar/newsite/wp-content/uploads/2018/09/La-Coyuntura-de-las-PyME-industriales-FOP-II-2018-Final.pdf

3 edcame.org.ar/contenidos/comunicado/Ventas-minoristas-Pymes_-cayeron-9_2-_-en-septiembre.1574.html

Economía

Mientras a puertas cerradas y con un recinto vallado el Senado sesionaba por la aprobación del proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno para el año entrante, en las inmediaciones del Congreso se desarrollaron el Foro Abierto Contra el Ajuste y una multitudinaria movilización de varios sectores de la oposición en contra de esa sanción.

e9871f8d-9330-4083-9393-1918c283da1a