Ciudad de Buenos Aires

Organizaciones sociales montaron un enorme comedor popular sobre la Avenida de Mayo

Como consecuencia del plan de ajuste económico que impulsa Cambiemos, las organizaciones populares que tienen trabajo territorial en los barrios humildes, están sobrepasadas en su tarea de contención social. Por eso eligieron el centro porteño para visibilizar el drama que se sufren en los barrios y exigirle respuestas urgentes al Estado nacional.

1

Las organizaciones sociales que componen el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), su par CTA Autónoma, y la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo realizaron el martes 11/9 la Jornada Nacional de Ollas Populares, a lo largo de la Avenida de Mayo, para exigirle al Estado nacional una paritaria social, que contenga la catástrofe económica que están sufriendo los barrios humildes de la Ciudad, y en especial, el conurbano bonaerense.

Desde las once de la mañana, cerca de diez mil hombres, mujeres y chicos que forman parte de espacios como el FETRAES (Federación de Trabajadores por la Economía Social), la organización barrial Túpac Amaru, el Movimiento Social de Lucha e Integración (MOSLI), el MTD Anibal Verón, Patria Justa, Movimiento Villero,  Militancia Popular, aparte de la sección Capital de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y otros espacios que componen el Frente Barrial de la CTA, colmaron la tradicional avenida con caballetes, tablones y grandes ollas de aluminio, en las que experimentadas cocineras -y también cocineros-, prepararon guisos de arroz, o fideos, para grandes y chicos, sobre hornallas que se calentaron a gas o un fuego encendido con maderas. Entre las ramas de los árboles, o apoyadas contra el pavimento, flameaban las banderas y estandartes de los espacios de militancia barrial. Los pibes y las pibas, mientras tanto, patearon pelotas y jugaron a la escondida, entre las piernas de los adultos, las mesas de los cafés de la zona.

Eduardo “El Negro” Montes, referente de la FETRAES, en el campamento que la organización había montado en el cruce de la calle Tacuarí, explicó que la jornada de lucha se organizó porque “necesitamos un ámbito institucional para discutir las políticas sociales del Estado nacional”, y que se torna urgente “que el gobierno entienda que debe discutir con todas las organizaciones sociales para diseñar políticas públicas que aunque sea contengan el gravísimo escenario económico que está golpeando a los compañeros y compañeras de los barrios humildes”. Afirmó que “Stanley debe convocarnos a una mesa de negociación para discutir una paritaria social” y agregó que en ese ámbito aparte hay que sumar “otros estamentos del Estado como las carteras ahora degradadas a secretarías, Salud y Trabajo”.

A cincuenta metros de la Plaza de Mayo, los organizadores de la jornada de lucha sostuvieron una radio abierta, por la que pasaron los distintos referentes de las agrupaciones, y desde la que se leyeron las adhesiones que habían hecho llegar distintos sindicatos, espacios políticos, culturales y agrupaciones de derechos humanos.

Fueron cerca de dos horas las que funcionó el enorme comedor popular a lo largo de la Avenida de Mayo, a esa hora atestada por los y las oficinistas que andan por la zona. Unos cuantos vendedores ambulantes de comida, ropa y bebidas aprovecharon la concentración para intentar hacerse de unos pesos, que tanto escasean en la calle.

En el cierre del acto, los y las referentes de las organizaciones nucleadas en las dos centrales obreras, el Frente Milagro Sala y en la confederación de cooperativas, coincidieron en un mismo diagnóstico: el plan de ajuste está generando mucho daño en el tejido social y productivo –en el caso de las cooperativas de trabajo- de los barrios, y es el Estado nacional el que tiene el deber de atender esta situación, por medio de la actualización o suba de las partidas para infraestructura, trabajo o subsidios, ya que la inflación está desbocada y no hay plata que alcance para hacerle frente a los costos. Son ellos, las organizaciones, las que contienen a decenas de miles de vecinos y vecinas de los barrios humildes. Uno de cada tres pibes/as de un barrio popular, hoy cuenta con un plato de comida, gracias a los comedores o merenderos.

Por otro lado, las organizaciones llamaron a profundizar este plan de lucha que lanzaron hace varios meses, y que los tiene juntos peleando en la calle, de cara al paro nacional que convocó la CGT, para el 25 de septiembre, “porque es la unidad de la clase trabajadora la que va volver a poner un gobierno popular en la Casa Rosada”, apuntaron desde el acoplado del camión en el que se realizó el acto.

Economía

El 20 de noviembre de 2008 se sancionó la Ley 26.425 a partir de la cual se reestatizaron los aportes de los trabajadores y trabajadoras; recuperando los fondos previsionales por parte del Estado nacional, regresando al sistema solidario.

CFKJubilados4
Economía

Mientras a puertas cerradas y con un recinto vallado el Senado sesionaba por la aprobación del proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno para el año entrante, en las inmediaciones del Congreso se desarrollaron el Foro Abierto Contra el Ajuste y una multitudinaria movilización de varios sectores de la oposición en contra de esa sanción.

e9871f8d-9330-4083-9393-1918c283da1a