Comunicado de La Cámpora

Repudiamos la represión a los trabajadores del subte

Repudiamos la represión y posterior detención por parte de la Policía de la Ciudad a los trabajadores del subte que exigen paritarias libres.

Dd1CPKmUQAApBFG

Esta mañana los trabajadores del subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires se encontraban ejerciendo su derecho a huelga para exigir la reapertura paritaria que el Gobierno porteño firmó con la UTA cuando efectivos de la Policía de la Ciudad reprimieron con golpes y balas de goma a los manifestantes y detuvieron a 16 trabajadores, entre ellos el secretario adjunto del sindicato, Néstor Segovia.

Este violento hecho se enmarca en la persecución sistemática que sufren los trabajadores del subte. Primero el Poder Judicial le canceló la personería gremial para limitar su capacidad de negociación colectiva, luego suspendieron a los trabajadores que deciden manifestarse, ejerciendo  constantemente intimidación y amenazas para amedrentar a quienes no aceptan el techo paritario. Hoy, cuando estaba finalizando una medida de fuerza en dos líneas de subte y los trabajadores se disponían a reanudar el servicios, la Policía de Larreta decidió reprimir y detener a 16 trabajadores del subte, con la clara intención de amedrentar a quienes pelean por sueldos justos.

Horacio Rodríguez Larreta, igual que Mauricio Macri, tiene el claro objetivo de congelar los salarios. Como el ajuste no cierra sin represión, la violencia y el autoritarismo es la única forma de llevarlo adelante.

Portada

Tras la llegada por la mañana de lxs compañerxs de las distintas localidades de la provincia, lxs secundarixs santafesinxs se dividieron en comisiones y debatieron sobre tres ejes: Género, Centros de Estudiantes y Derechos Humanos. En este espacio, hicieron un análisis de la militancia durante el 2018 y deliberaron sobre los desafíos y las responsabilidades para el año entrante. Además, contaron con la participación del referente Matías Fernández.

4a29c052-91eb-4ab8-8e7b-23d6891f5b01
Derechos Humanos

La Justicia condenó a dos ex jefes de la planta automotriz por el secuestro a 24 trabajadores durante la dictadura cívico militar. Es la primera sentencia contra jerarcas de una multinacional, no como cómplices, sino como partícipes necesarios y directos en delitos de lesa humanidad.

FORD