Comunicado de La Cámpora

No quieran saber, no le pregunten a nadie

Cuatro días duró la tolerancia del gobierno de Mauricio Macri con la vuelta a la televisión del periodista Víctor Hugo Morales, una de las voces críticas más destacadas entre las pocas que pueden escucharse hoy en los medios masivos de comunicación, cada día más hegemonizados por el discurso oficial.

VHM

La repentina aceleración del proceso de embargo que se venía llevando a cabo por un juicio ridículo que la empresa Cablevisión (del Grupo Clarín-Telecom) le hizo a Víctor Hugo hace algunos años, incluyó esta vez el allanamiento de su domicilio, con el claro objetivo de amedrentar al periodista, en momentos en los que al Gobierno necesita que no existan opiniones disonantes que puedan acentuar aún más el descontento de la opinión pública frente al destastre económico que se está produciendo.

Nos solidarizamos con Víctor Hugo y con todos los comunicadores que son amedrentados por el oficialismo y sus corporaciones aliadas, como el Grupo Clarín y el Partido Judicial, repudiando este tipo de metodologías que lo único lo único que terminan generando es el fortalecimiento de las convicciones y las ideas, que no hay allanamiento ni orden de un juez que las pueda silenciar.

Economía

Mientras a puertas cerradas y con un recinto vallado el Senado sesionaba por la aprobación del proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno para el año entrante, en las inmediaciones del Congreso se desarrollaron el Foro Abierto Contra el Ajuste y una multitudinaria movilización de varios sectores de la oposición en contra de esa sanción.

e9871f8d-9330-4083-9393-1918c283da1a