Salud

Comenzó el debate por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

En una jornada histórica, se dio inicio al debate en la Cámara de Diputados de la Nación por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Durante el plenario conjunto de las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Familia se presentaron durante la mañana exposiciones a favor de la iniciativa y por la tarde en contra de la misma.

Foto: Agencia FotoSurFoto: Agencia FotoSur

Las inmediaciones del Congreso Nacional fueron centro de una multitudinaria marea verde y feminista donde hubo lugar para intervenciones culturales, talleres de salud sexual y reproductiva, discursos y cantos. En contraposición, una centena de personas se manifestaron en contra del proyecto que pretende legalizar el aborto, eligiendo el color rojo para identificarse. Con consignas como “Salvemos las dos vidas”, minimizaron el riesgo cierto e inminente al que se exponen las 500 mil mujeres que se realizan abortos en nuestro  país de forma clandestina por año.

Dentro de la sala, durante la mañana se pudieron escuchar las palabras de Paola Bergallo, abogada, docente universitaria e investigadora del CONICET, quien indicó “La pregunta que enfrentan es si vamos a seguir usando el derecho penal para restringir los derechos de las mujeres a su libertad, a su autonomía y a su salud reproductiva”.

A su turno,  Marta Alanis, fundadora e integrante de Católicas por el Derecho a Decidir, destacó  “Estamos a favor del derecho al aborto, de la legalización y despenalización del aborto porque las mujeres católicas también abortamos”.

En la misma línea, Mariana Romero, médica investigadora del CEDES (Centro de Estudios de Estado y Sociedad), refirió “Cuando los marcos normativos son restrictivos, las tasas de mortalidad materna son más altas. A medida que el marco normativo comprende más causales, los países muestran tasas de mortalidad materna más bajas”.

Del mismo modo, Nelly Minyersky, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito destacó “Las mujeres de 1921, cuando se redactó el Código Penal, éramos incapaces, no votábamos, no podíamos ejercer el comercio, no éramos profesionales. Tomar un artículo de hace casi 100 años y aplicárselo a las mujeres que somos hoy, es como tomar el concepto de salud de ese entonces”.

A su vez, Verónica Llinás, Griselda Siciliani y Carla Peterson leyeron la Carta Abierta a diputadas y diputados para que voten el proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en representación de las 410 actrices argentinas que firmaron la iniciativa, entre las que se encuentran  Dolores Fonzi, Nancy Dupla, Dalma Maradona, Sofía Gala, Mercedes Morán, Cecilia Roth y  Mirta Busnelli.

Así mismo, Luis Novaresio interpeló a Carmen Polledo, presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados quien mantiene una postura a favor del aborto clandestino e inseguro. “Carmen, usted no puede dejar que las mujeres se sigan muriendo. Usted no puede seguir favoreciendo que las mujeres ricas accedan al Misoprostol y las desprotegidas a las ramas del perejil. No puede obligar a los que pensamos distinto a vivir en una teocracia”, enfatizó el periodista.

De igual forma, Dora Barrancos, reconocida socióloga e historiadora miembro del CONICET destacó “Me encuentro entre quienes defienden el derecho al aborto legal para separar el disfrute sexual de la reproducción. Derecho fundamental que debe dársenos a las mujeres para igualar el ejercicio de la sexualidad entre varones y mujeres” y continuó “El disfrute sexual es un derecho de las mujeres que debe ser separado de la reproducción”. Ante la pregunta que le realizó la diputada nacional Mayra Mendoza sobre la pena de muerte hacia las mujeres que significa la penalización del aborto, Barrancos respondió que “hay una doble clandestinidad en esa intervención y hay una penalización que se impone. Se condena a muerte a esas pobres mujeres que no tienen oportunidades de pagar respetables clínicas”.

Por la tarde fue el turno de la exposición de quienes se encuentran en contra de la legalización del aborto, invisibilizando que los abortos ilegales e inseguros representan la primer causal de muerte materna desde 1980.

Se pudieron escuchar los dichos de Úrsula Basset, quien destacó que “El embarazo producto de violación frenó los abusos. La niña del caso FAL se salvó de seguir siendo abusada gracias a su embarazo. Reflexionemos y no hagamos leyes cómplices del abuso”, posicionándose incluso en contra de la legislación vigente donde el aborto es legal en casos donde el embarazo es producto de una violación, donde estuviera en riesgo la vida o la salud física, psíquica o social de la persona gestante y/o si existieran malformaciones fetales graves o fuera inviable ese embarazo.

En la misma línea, Oscar Botta, director ejecutivo de Profamilia exclamó “El aborto atenta contra nuestra seguridad demográfica y constituye una verdadera desaparición forzada de persona”, en una inadmisible falta de respeto a las víctimas del terrorismo de estado.

Cabe destacar que se encuentran en debate 7 proyectos, siendo el más plural y representativo el de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, dado que cuenta con  la firma de 71 legisladoras y legisladores de todo el arco político. El mismo contempla que toda persona gestante tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional, en el marco de la garantía de su derecho humano a la salud. El sistema sanitario nacional público deberá garantizar esta práctica y deberá ser cubierta por prepagas y obras sociales. Lo único que se le exigirá a la persona gestante es la firma de un consentimiento informado. Por otra parte, existen proyectos como el del Diputado Wisky (Cambiemos) que no despenalizan el aborto sino que solamente modifican los artículos del Código Penal (agregando como una causa de no punibilidad la interrupción en gestaciones de menos de 14 semanas) perpetuando la posibilidad de que el aborto sea considerado un delito y evitando la adecuada aplicación de herramientas como el Protocolo en los equipos de salud que actuarían temerosos de las consecuencias legales, arrojando a las mujeres a la clandestinidad tal como ocurre hoy.

Con un pañuelazo multitudinario en las puertas del Congreso, culminó una jornada emblemática producto de años de lucha del movimiento feminista. Una jornada donde se pudo poner en el centro la autonomía de la mujer y la posibilidad de llevar adelante un aborto legal, seguro y gratuito. Siendo ésta la única forma de continuar ampliando derechos en favor de la vida de las mujeres más humildes que no pueden acceder a una interrupción de su embarazo sin que corra riesgos su salud. “No hay cosa más sin apuro que un pueblo haciendo la historia”, cantaba Zitarrosa. 13 años lleva la Campaña recorriendo el país, construyendo alianzas, sumando consensos. 7 proyectos presentaron en el Congreso. Ahora es cuando.

Fotos: Agencia FotoSur

Ciudad de Buenos Aires

En el barrio de La Boca, a lo largo de la Av. Don Pedro de Mendoza 1147/1451, un grupo de familias lleva 365 días de acampe.

1
Ciudad de Buenos Aires

En medio del receso legislativo y de espaldas a los porteños y porteñas, el Gobierno de la Ciudad decidió eliminar la protección cautelar del Hospital Muñiz, allanando el camino para avanzar con el proyecto del Complejo Hospitalario Sur.

36530582_914093872110571_7796093295599288320_n