Ciudad de Buenos Aires

A dos años de los disparos contra la militancia

Mientras Mauricio Macri y Patricia Bullrich -con la indispensable complicidad de una parte del Poder Judicial- avanzan en promover la violencia política contra opositores y de legitimar el gatillo fácil como política de control social, se cumple un nuevo aniversario de la balacera a militantes que festejaban la inauguración de un local de Nuevo Encuentro en el barrio de Villa Crespo.

0000240380


Hace dos años, un 5 de marzo de 2016, Alejandro Fabián Sidero –
instructor de tiro, aportante de campaña y adherente de la alianza de gobierno Cambiemos– se sintió autorizado a tomar su arma calibre 32, abrir la ventana de su departamento y efectuar al menos tres disparos contra una multitud indefensa que se encontraba celebrando la apertura de un nuevo local político. Como resultado, nuestra compañera Florencia Girotti y la militante de Nuevo Encuentro, Diana Soto, resultaron heridas. Sidero huyó a Estados Unidos, fue identificado por Interpol y se presentó ante la justicia, donde quedó detenido durante varios meses hasta que fue excarcelado.

La causa fue caratulada como tentativa de homicidio, a pesar de las maniobras defensivas de Sidero, quien insólitamente acusó a su hijo menor de 14 años de haber efectuado los disparos mientras él dormía. Sin embargo, las pericias y el caudal probatorio de la causa, establecieron que la versión del menor disparando era falsa y que los disparos fueron efectuados desde el departamento por el propio Sidero, con su arma, la cual fue encontrada tras un allanamiento.

Actualmente la causa avanza lentamente a la espera de un juicio oral, ya que la defensa de Sidero sigue insistiendo con la polémica estrategia de culpar a su hijo menor y dilatar el proceso.

La actitud de Sidero no puede ser analizada fuera del clima de violencia propiciado desde las más altas esferas del gobierno. La represión de la gendarmería a la murga de niños/as del Bajo Flores, la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel por el accionar ilícito de las fuerzas y la reciente doctrina Chocobar, son el caldo de cultivo para que personas como Sidero se vean habilitadas a tomar su arma y abrir fuego sobre personas indefensas por el simple hecho de ser opositores al gobierno.

Exigimos a la justicia una respuesta inmediata sobre esta causa y que Sidero sea llevado juicio oral y público para que las víctimas reciban la reparación correspondiente. La impunidad frente a la violencia política pone en riesgo nuestra democracia y es por eso que la justicia debe actuar en tiempo y forma.

Economía

Los números sobre desempleo publicados el jueves por el Gobierno son los “mejores” en los que resta del año, algo que también sucederá la semana que viene cuando se publiquen los datos de pobreza, que será mayor a la del último informe publicado en marzo, pero menor en comparación al desastre de lo que viene.

empleo