Patria Grande

Acompañando la lucha de Lula y el pueblo en Brasil

Cuando el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio da Silva, afirmó en las calles de Porto Alegre el martes pasado que "Cualquiera que sea el resultado (de la sentencia judicial), voy a seguir luchando para que las personas tengan más respeto y dignidad", era porque el pueblo brasileño que lo acompaña en todo el país y en la región sabe que el poder judicial en connivencia con el mediático ya tenía decidio tratar de proscribir a Lula de las próximas elecciones, y por eso mismo las organizaciones sociales están redoblando la lucha en las calles.

17-IMG_3001

Precisamente en ese contexto es que la delegación argentina que acompaña por estos días las actividades en defensa de la democracia siguió de cerca los actos del ex presidente y de la ilegítimamente destituida presidenta Dilma junto a la militancia brasileña y de otros países hermanos en las multitudinarias movilizaciones que se vienen realizando. Legisladores nacionales y provinciales que viajaron a la ciudad gaucha, participaron junto a otros militantes de La Cámpora de la presentación del Foro Social Mundial, de un encuentro de mujeres en defensa de la democracia con Dilma, del acto en el centro de la ciudad que encabezó Lula y de la vigilia que se realizó frente al Tribunal Regional Federal Nº 4 por parte de las organizaciones sociales y políticas que vienen acampando desde el 15 de enero en las inmediaciones del mismo.

Pese a la gran movilización que se realizó simultáneamente a lo largo de todo el país limítrofe, los jueces del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región decidieron seguir divorciados de la justicia y de la verdad, manteniendo una condena injusta.

Durante toda esta semana, en todo Brasil y en varias partes del mundo, hemos sido cientos de miles de personas movilizadas en panfletos, clases públicas, vigilias, marchas, actos, paralizaciones de carreteras y ocupaciones de edificios públicos, buscando dialogar y alertar a la sociedad de la farsa, juzgamiento ilegal que fue armando en Porto Alegre y en su significado: la continuidad del golpe que comenzó en 2016. Los sectores de la justicia, que deberían tener la defensa de la justicia como bastión, apoyaron el ataque al Estado Democrático de Derecho y ahora, en un juicio político, protagonizan otro acto de ese golpe en la democracia del mismo modo que ocurre en la Argentina, demostrando que esta es la herramienta principal de la que se nutre la oligarquía internacional para frenar a los gobiernos populares.

Los jueces no presentaron ninguna prueba que lo incrimine feacientemente, lo que demuestra que el único argumento real para condenar a Lula es que lidera todas las encuestas electorales para la próxima elección. La Red Globo, al igual que el Grupo Clarín en nuestro país, actúan como instrumento de lucha ideológica para manipular la sociedad y obligar a aquellos que no se alinean a sus intereses políticos. Las fuerzas que pasaron a gobernar Brasil tras el golpe que alejó a la primera mujer electa presidenta, Dilma Rousseff, continúan excluyendo al pueblo brasileño de las decisiones sobre los rumbos del país. Tienen miedo de la urna, del voto.

Pese a la fenomenal embestida mediático-judicial, Lula mostró un gran optimismo en el acto en Porto Alegre: “Necesito que el pueblo participe para que nosotros podamos recuperar este país. Ustedes no tienen noción de cómo fue bueno que este país sea grande. Este país volverá, pueden estar seguros”, expresó. En ese mismo acto, el ex mandatario recibió a la delegación argentina, a través de la cual hizo extensivo su saludo al pueblo argentino y en particular a la ex presidenta, Cristina Kirchner.

En los próximos días el PT confirmará la candidatura de Lula y el 15 de agosto la inscribirán formalmente cumpliendo los plazos. A partir de este fallo que deja en claro que la democracia está siendo atacada abiertamente en todo nuestro continente, la unidad y lucha del campo popular debe y será más activa. Como dijo Cristina, esto recién comienza!

Ciudad de Buenos Aires

El Comedor Comunitario “La Escuelita” de Villa 20 de Lugano se vistió de fiesta el sábado con la entrega de diplomas a la primera generación de alumnas y alumnos que se recibieron bajo la modalidad del plan FINES, el mismo día que se celebraron 20 años de  un espacio que no sólo fue escuela de militancia para muchos y muchas dirigentes del campo nacional y popular, sino también el lugar donde vecinos y vecinas del barrio encontraron muchas respuestas a los problemas que los aquejaban a diario.

25-DSC00139