Comunicado de La Cámpora

Un nuevo amedrentamiento contra los que se oponen al ajuste

Luis-DElía-1000x600

El Gobierno de Macri corrompe la democracia todos los días. La persecución a los opositores no descansa. Después de las detenciones ilegales de De Vido y Boudou, jueces adictos a Macri han redactado una condena de cuatro años contra Luis D´Elía por la “toma” de la comisaría en 2004, que en rigor fue una pueblada en la que los vecinos repudiaban el asesinato del militante Martín “el Oso” Cisneros a manos de la narcotraficantes vinculados con la policía.

Esto, evidentemente, no es justicia. Es un nuevo amedrentamiento contra los que se oponen al ajuste. Es una nueva perversión judicial. Por si quedaban dudas, ya es claro que los perseguidores carecen de cualquier límite. Hasta dejaron de escudar su cruzada antiopositora en el argumento de la “corrupción”.

Luis D´Elía fue condenado por participar de un reclamo de justicia por el asesinato de un militante. La sentencia es una amenaza directa contra todos los que protestan, todos los que reclaman, todos los que quieren una Argentina democrática y justa.

Pero los militantes del campo nacional y popular no tenemos miedo. Tenemos conciencia. Tenemos fuerza. Y no vamos a aflojar.

Ciudad de Buenos Aires

El Comedor Comunitario “La Escuelita” de Villa 20 de Lugano se vistió de fiesta el sábado con la entrega de diplomas a la primera generación de alumnas y alumnos que se recibieron bajo la modalidad del plan FINES, el mismo día que se celebraron 20 años de  un espacio que no sólo fue escuela de militancia para muchos y muchas dirigentes del campo nacional y popular, sino también el lugar donde vecinos y vecinas del barrio encontraron muchas respuestas a los problemas que los aquejaban a diario.

25-DSC00139