Derechos Humanos

Democracia precarizada

Milagro Sala fue ilegalmente trasladada al penal del Alto Comedero en un episodio de suma gravedad institucional que confirma la ausencia del estado de derecho en el reinado de Gerardo Morales.

IMG-20171014-WA0009-1

La dirigente social de la Tupac Amaru se encontraba cumpliendo un arresto domiciliario luego de una medida cautelar dictada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El organismo internacional había advertido que la prisión preventiva de Milagro era arbitraria y que las denigrantes condiciones de detención en que se encontraba constituían un grave riesgo para su salud y su vida.

En un acto de humillación, demoraron más de lo debido en concederle el arresto domiciliario y la enviaron a La Ciénaga, un lugar que se encontraba destruido y que no era la residencia habitual de ella.

No conforme con lo anterior, una vez que se viralizó un video donde Milagro reclamaba por la aparición con vida de Santiago Maldonado, la Cámara de Apelaciones decidió revocarle la prisión domiciliaria sin ningún tipo de fundamento. Ante esa situación, la defensa de la dirigente apeló la medida. La misma Cámara concedió el recurso de modo que había que aguardar a que el tribunal de alzada se expidiera.

Sin embargo, el juez Pablo Pullén Llermanos, en un acto de manifiesta ilegalidad porque no tenía jurisdicción para tomar tal determinación, decidió efectivizar el traslado de Milagro al penal aunque estuviera pendiente de resolución la apelación. No conforme con ello, lo hizo sin notificar a la defensa de la medida, en una vulneración a las garantías constitucionales sin precedentes.

Lo que hicieron con Milagro es lisa y llanamente un secuestro como en las épocas más oscuras de la Argentina donde desde el seno de las instituciones se actuaba fuera de la ley. Esto se suma a la escalada persecutoria y extorsionadora que viene desarrollando Gerardo Morales en complicidad con Mauricio Macri ante toda voz opositora.

No hay democracia en un país donde hay presos políticos, donde no se respetan las garantías más elementales ni los derechos intrínsecos de los ciudadanos, donde hay un desaparecido luego de un operativo de la Gendarmería sigilosamente encubierto por el Poder Ejecutivo Nacional. Esta democracia precarizada donde el estado de derecho brilla por su ausencia deslegitima a la República Argentina y pone a todos sus habitantes en un estado indefensión inédita.

No hay democracia con Milagro Sala secuestrada y con Santiago Maldonado desaparecido.

Medios

En el marco del silenciamiento de voces disidentes con el oficialismo, se dio a conocer la desvinculación del periodista Víctor Hugo Morales de C5N, a pesar de sus altos niveles de audiencia.

vhm