Patria Grande

Paraguay: Ante la violencia, más participación popular

En los últimos días, el pueblo paraguayo vivió una profundización de la crisis política e institucional que azota al hermano país desde hace muchos años.

paraguay

Luego del golpe parlamentario que destituyó al presidente Fernando Lugo en 2012, el avance del neoliberalismo con la complicidad de los medios masivos de comunicación generó un panorama de exclusión y pobreza que llevó a la actual situación.

La Constitución Nacional del Paraguay, surgida luego de la dictadura stronista que fustigó al pueblo paraguayo durante más de 35 años, no permite ningún tipo de reelección presidencial.

En los últimos meses, en los ámbitos institucionales y en el seno del pueblo paraguayo se ha empezado a discutir sobre la posibilidad de cambiar esa cláusula. La enmienda constitucional, que de ser aprobada en ambas cámaras del Congreso Nacional luego sería sometida a un referéndum popular, habilitaría a cualquier ex jefe de Estado a poder presentarse a elecciones.

Los hechos de los días pasados –cuando la violencia le ganó a la discusión política– no van a llevar al pueblo paraguayo a salir de la crisis en la que se encuentra. La muerte de un militante político es siempre un hecho triste y lamentable para las democracias de Nuestra América.

Ni la violencia estructural que genera exclusiones, ni como respuesta a desacuerdos partidarios o institucionales puede ser la solución. La salida, siempre tiene que ser política, a través del diálogo y la expresión de la voluntad popular.

Los pueblos de Nuestra América, necesitan de la paz y el respeto de la voluntad popular para poder continuar en la construcción de una Patria Grande justa, libre y soberana.

Secretaría de Política Internacional

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29