Buenos Aires

Hay cosas que no se borran ni se olvidan

En medio de dos fechas tan importantes y tristes para los argentinos como lo son el 24 de marzo y el 2 de abril, el intendente de Dolores, Camilo Etchevarren (Cambiemos), mandó a sus empleados municipales a borrar los pañuelos blancos de la plaza Castelli de dicha ciudad, símbolo de lucha, templanza y amor para todos los argentinos.

IMG-20170331-WA0028

En un hecho lamentable, ruin e injustificado, el intendente se ubicó en la misma línea negacionista que el presidente Mauricio Macri y muchos de sus funcionarios han querido instalar desde el inicio de su gobierno, intentando relativizar los crímenes del terrorismo de Estado.

El material utilizado para corroer las pinturas de los pañuelos sobre las baldosas (un ácido que además está prohibido para ser utilizado en espacios públicos), no pudo borrarlos, porque hay cosas que no se borran ni se olvidan.

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29