Buenos Aires

Festival por la “Memoria Verdad y Justicia” Tres de Febrero

El día domingo, iniciando las actividades de la semana de La Memoria, se realizó en el Distrito de Tres de Febrero el “Festival por la Memoria Verdad y Justicia” organizado por la comisión de familiares y compañeros de detenidos-desaparecidos de Tres de Febrero, el evento fue acompañado por más de una decena de organizaciónes políticas.

Además de bandas, pintadas de siluetas y actividades para chicos el encuentro contó con varios paneles en los que se debatió sobre la actualidad de los DDHH en Argentina a 41 años del golpe Cívico-militar de 1976.
Uno de estos paneles tuvo por titulo: “Genero, DDHH y Dictadura”, este panel estuvo a cargo de La Senadora Provincial Mónica Macha y el Diputado Provincial Juan Debandi quienes acompañados por concejales y referentes del distrito analizaron la actualidad de los derechos humanos y las políticas de género en el gobierno liberal de Mauricio Macri.
En este sentido Debandi declaro: “No podemos hablar de Justicia Social sin hablar de Igualdad de género y definitivamente no podemos hablar de Derechos Humanos sin mencionar a la Compañera Milagro Sala que se encuentra detenida ilegalmente hace más de 420 días” también agrego Debandi que “En los dos primeros meses de 2017 aumentaron el número de femicidios llegando a una mujer muerta cada 18 horas, frente a esto la respuesta del gobierno, fiel a su política de Errorismo de Estado, fue reducir en 67 millones el presupuesto del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) , es decir que hoy en día se destinan en nuestro país poco más de cuatro pesos por cada mujer”
IMG_20170319_172715981_HDRIMG_20170320_215920
Mujeres

La conmoción por la noticia del hallazgo del cuerpo de Araceli tiene un doble ejercicio de injusticia: otra piba muerta, casi una por día en lo que va de abril, una cada 18 horas en lo que va del año. Y otra piba con la que la Justicia llegó tarde y a la que el Estado no se preocupó en buscar.

araceli
Noticias

El descenso en el consumo de alimentos de primera necesidad y el retroceso de la calidad de lo que se consume favorecen la obesidad y desnutrición en los sectores más desfavorecidos, según un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria y la Universidad Nacional de Avellaneda.

NI