Política

El “si pasa, pasa” por los aires

En un nuevo intento de utilizar al Estado en beneficio propio, Mauricio Macri le adjudicó rutas aéreas a una aerolínea vinculada a su grupo empresario en desmedro de Aerolíneas Argentinas. Como con el correo, fue denunciado por fraude al estado.

avianca

Se comprobó que el método de este Gobierno no es el “ensayo y error” sino el “si pasa, pasa”. Ellos no se equivocan: saben muy bien lo que quieren. Y lo que quieren nunca coincide con los intereses de la mayoría de los argentinos. En ocasiones logran impulsar sus decisiones con éxito, y en otras se topan con resistencia política, social y judicial, y es cuando se ven obligados a pedir disculpas y retroceder, como ocurrió con el correo. Pero no dan marcha atrás por convicción. Lo hacen cuando el hecho toma estado público y genera amplio rechazo.

Uno creía que el negociado escandaloso de las low cost iba a ser de esas acciones del Gobierno que iban a pasar sin problemas. Porque cuando echaron a Isela Costantini por oponerse a esta política y realizaron la audiencia pública, la repercusión fue escasa. Sin embargo, es evidente que la triada Peña – Quintana – Lopetegui ha perdido el timing político. Después de minar la credibilidad de su Gobierno con el ruinoso acuerdo del correo y el intento por reducir las jubilaciones, no tienen mejor idea que salir de esa situación con otro hecho donde hay un fuerte conflicto de intereses. En realidad un sólo interés: el de Macri y sus empresas.

Las low cost se caracterizan por un sistema de tercerizaciones y flexibilización laboral que abaratan los costos y les permite ofrecer pasajes más económicos. La excusa de fomentar la competitividad fue el argumento del Ejecutivo para comenzar a vaciar a Aerolíneas Argentinas que no podrá competir con esos precios. En Chile, Perú y Ecuador las aerolíneas de bandera quebraron producto de la aparición de las low cost.

Lo más grave no es que buscan fundir a Aerolíneas, sino que quieren hacerlo para posicionar a una empresa vinculada al Grupo Macri. Mac Air era la aerolínea de los Macri que el año pasado fue “vendida” a Avian, la sucursal en Argentina de la colombiana Avianca. Un traspaso harto dudoso porque Avian mantuvo todo el personal de Mac Air, incluso al mismo CEO, Carlos Colunga, alguien de confianza del Jefe de Estado.

El negociado comienza a evidenciarse cuando se ve que la Junta Asesora de Transporte Aéreo que depende del ministro Guillermo Dietrich le aprobó a Avian las 26 rutas áreas que solicitó, la única low cost que consiguió el 100% de lo que demandaba.

Algo parecido aunque no con tanto éxito ocurrió con la low cost Fly Bondy, cuyo dueño es Richard Guy Guzmán, socio del Vicejefe de Gabinete Mario Quintana en Pegasús y otros emprendimientos privados.

No les interesa mejorar el servicio. No les interesa jerarquizar a Aerolíneas Argentinas que fue un orgullo nacional de la gestión anterior luego del saqueo de Marsans. Quieren echar por tierra todo lo que sea estatal para que sus propias empresas exploten ese negocio con objetivos exclusivamente centrados en la rentabilidad. Si pasa, pasa. Si no pedirán disculpas, dirán que fue con buena fe y buscarán la manera de despejar las críticas.

Noticias

Militantes argentinos participaron de la Conferencia Mundial de los Pueblos, que tuvo lugar los días 20 y 21 de junio en Cochabamba, Estado Plurinacional de Bolivia, en el cual asistieron representantes de organizaciones políticas y movimientos sociales de todo el mundo.

IMG-20170621-WA0022