Buenos Aires

El funcionario de Vidal que debe sancionar a Edelap fue empleado del dueño de la empresa

El director de Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Edgardo Volosin, trabajó en Edenor bajo las órdenes de Alejando Marcfarlane, actual dueño de la distribuidora platense.

volosin

Un nuevo conflicto de intereses, esta vez en la administración de María Eugenia Vidal, pone otra vez en evidencia la falta de transparencia en la relación entre autoridades y empresarios que se repite en todas las administraciones de Cambiemos.

Ahora se trata del vínculo entre una empresa de distribución de energía eléctrica (Edelap) y el funcionario encargado de sancionarla por haber dejado sin luz durante casi una semana a miles de familias platenses: hasta 2010 Volosin fue el segundo de Marcfarlane en la empresa Edenor, y hasta lo reemplazó como CEO de la misma cuando este adquirió a Edelap.

Es decir que quien debe defender a los usuarios de servicios públicos en la provincia de Buenos Aires (Volosin) es responsable de controlar a su ex jefe (Macfarlane), lo cual explica bastante la inacción de las autoridades provinciales durante la semana pasada, cuando barrios enteros de La Plata estuvieron a oscuras.

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29