Buenos Aires

La Plata: miles de vecinos continúan sin luz ni agua desde hace tres días

Mientras el municipio, la provincia y la empresa Edelap se pasan la pelota mutuamente, manzanas enteras del Gran La Plata continúan sin electricidad ni agua potable desde el domingo.

lpsinluz

Como pueden, vecinos de los barrios de Abasto, Villa Elisa, Olmos, Melchor Romero, Villa Elvira y Los Hornos exigen una respuesta que no llega. Si bien en el casco histórico de la capital provincial hay reclamos, las zonas más afectadas son las de la periferia, donde ni siquiera se han acercado cuadrillas del municipio para brindar asistencia a las familias que carecen de agua potable desde la tormenta del fin de semana.

Desde anoche, en al menos una veintena de esquinas de estas localidades la gente decidió armar piquetes para protestar a oscuras, y exigir soluciones al intendente Julio Garro, que ha preferido subir fotos a las redes sociales de él mismo juntando ramas caídas en el centro, en lugar de dirigirse a los barrios más castigados por esta situación.

Asimismo, los productores frutihortícolas de la zona de Abasto, que abastecen a toda la región, advirtieron que por la falta de agua para riego corre peligro la actual cosecha.

Tanto las autoridades municipales como de la provincia responsabilizaron a la empresa Edelap por la demora en la reconexión, mientras la distribuidora eléctrica asegura en un comunicado que ya se reestableció “el 80% del suministro afectado”, cosa que no es verdad.

Frente a esta inacción, desde las horas posteriores al temporal y durante el lunes y el martes, compañeros de La Cámpora estuvieron llevando a cabo trabajos solidarios en las zonas más afectadas. Allí informaron que “se limpiaron casas, terrenos y calles de las zonas aledañas, ya que Garro sólo prioriza al casco urbano dejando de lado a las delegaciones y sus barrios”.

 

Mujeres

La conmoción por la noticia del hallazgo del cuerpo de Araceli tiene un doble ejercicio de injusticia: otra piba muerta, casi una por día en lo que va de abril, una cada 18 horas en lo que va del año. Y otra piba con la que la Justicia llegó tarde y a la que el Estado no se preocupó en buscar.

araceli
Noticias

El descenso en el consumo de alimentos de primera necesidad y el retroceso de la calidad de lo que se consume favorecen la obesidad y desnutrición en los sectores más desfavorecidos, según un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria y la Universidad Nacional de Avellaneda.

NI