Patria Grande

A 184 años de la usurpación de nuestras Islas Malvinas

Desde su llegada al gobierno, la política exterior de Mauricio Macri ha estado muy alejada del camino hacia la recuperación de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas y el Atlántico Sur.

803734750_17075(1)

Esa forma tan particular de cuidar “lo nuestro” que tiene Cambiemos, siempre en contra de los intereses del pueblo, no iba a convertir a la cuestión Malvinas en una excepción

El pasado 13 de Septiembre del 2016 por ejemplo, las Cancillerías argentina y británica firmaron acuerdos en los que se promueve violar la Constitución Nacional y las leyes vigentes, que protegen a nuestro pueblo de la explotación ilegal de hidrocarburos en la zona, como así también de la pesca.

Mientras la cuestión Malvinas se ha transformado en una causa regional, Latinoamericana, y con apoyo mundial, el gobierno de Macri no ha hecho otra cosa que fortalecer una usurpación que comenzó hace 184 años, cuando un 3 de Enero de 1833 el ejército británico desalojó de dichos territorios a la población argentina y a sus autoridades legítimanente establecidas en el lugar.

La última de las locuras macristas: El mensaje oficial de saludo de fin de año del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley conteniendo un mapa de la Argentina sin nuestras Malvinas.

Por eso es que este martes 3 de enero a las 17, convocamos a una reunión en la Plaza de Mayo para reivindicar nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas y el Atlántico Sur, y repudiar las medidas de este gobierno neoliberal y entreguista.

Secretaria de Políticas Internacionales

FB_IMG_1483377459097

Mujeres

La conmoción por la noticia del hallazgo del cuerpo de Araceli tiene un doble ejercicio de injusticia: otra piba muerta, casi una por día en lo que va de abril, una cada 18 horas en lo que va del año. Y otra piba con la que la Justicia llegó tarde y a la que el Estado no se preocupó en buscar.

araceli
Noticias

El descenso en el consumo de alimentos de primera necesidad y el retroceso de la calidad de lo que se consume favorecen la obesidad y desnutrición en los sectores más desfavorecidos, según un informe de la Fundación Soberanía Sanitaria y la Universidad Nacional de Avellaneda.

NI