Política

Malvinas y la “agenda positiva” de Macri-May

Los legisladores nacionales del FPV-PJ y otros bloques, junto a veteranos de guerra ofrecieron una conferencia de prensa en la que se denunciaron los acuerdos que están llevando adelante los funcionarios de la Cancilleria argentina con sus pares británicos.

JGC_8732

Donde: “Los acuerdos alcanzados entre el gobierno de Mauricio Macri con el Reino Unido, el pasado 13 de Septiembre son un claro retroceso en la política de Estado hacia el ejercicio pleno de soberanía sobre nuestras Islas Malvinas”.

Ante lo cual, los legisladores exigieron públicamente que la canciller Susana Malcorra se presente a dar explicaciones a la Cámara de Diputados sobre el estado de las negociaciones con el Reino Unido, y que cualquier avance al respecto sea tratado en el Congreso de la Nación.

Aunque los funcionarios de Cambiemos se sigan burlando de la inteligencia de los argentinos, pretendiendo hacernos creer que en Septiembre solo emitieron un comunicado de prensa, la realidad es que hay un acuerdo y que han empezado a avanzar en él; Siendo muy rápidos para este tipo de mandados, en el cual avanzan hacia la entrega de la soberanía Argentina sobre nuestras Islas Malvinas.

El oficialismo no está haciendo otra cosa más que cumplir con la agenda que Theresa May, quien le propuso a Macri mediante una carta enviada a tan solo quince días de haber asumido como Primera Ministra del Reino Unido.

El gobierno de Macri viene llevando a cabo las negociaciones en absoluto secreto y a espaldas del pueblo argentino. Ante lo cual, los argentinos nos enteramos por medios de prensa extranjeros, o por manifestaciones públicas de las autoridades británicas, del contenido de esos encuentros.

La Cancillería Argentina no publica los documentos firmados y sus funcionarios son evasivos y poco claros a la hora de intentar explicar el curso de las negociaciones. Como si no estuvieran convencidos de lo que hacen, lo que resulta absolutamente entendible aunque no los exima de responsabilidad, ni le quite gravedad al fondo de la cuestión.

Esa misma lógica es la que intentaron imprimirle las autoridades de Cambiemos en la Cámara Baja el mismo miércoles por la mañana a la reunión del Observatorio Malvinas, un órgano integrado por diputados de los distintos bloques del oficialismo y la oposición y por expertos en el tema.

Al comenzar la reunión, tuvieron que interceder algunos de los participantes para que se quitaran las vallas ridículamente dispuestas en la puerta de la sala y se permitiera el acceso del público entre quienes se encontraban ex combatientes.

Durante la conferencia de prensa también se consideró inaceptable que el Gobierno argentino haya convalidado la presencia de dos miembros de la ilegítima Asamblea Legislativa de las Islas en la reunión del pasado 20 de diciembre entre altas autoridades de las cancillerías de Argentina y el Reino Unido. Esta presencia consentida por los integrantes de la delegación argentina fortalece la posición británica que se sustenta en el presunto derecho de autodeterminación de los isleños, postura desacreditada por el propio Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

Mientras los funcionarios de Macri sostienen que en esa reunión se avanzó en una agenda positiva, nosotros nos preguntamos ¿Positiva para quién?

Si se refieren a la anhelada identificación de los 123 soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin cabe recordar que algo tiene que ver con la pesada herencia. Fue el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner el que inició las gestiones con la Cruz Roja Internacional para que se cumpliera con esta cuestión humanitaria, sobre la que existe además una sentencia judicial favorable a la presentación hecha oportunamente por ex combatientes y familiares.

Pero lo que hemos confirmado durante todo el 2016 es que Macri y Malcorra están guiando la política exterior según intereses ajenos al pueblo argentino. Y la cuestión Malvinas no escapa a esa lógica por mucho que no duela e indigne.

Por eso hay que prestar mucha atención a la anunciada ampliación de vuelos a las Islas bajo la misma modalidad del actual vuelo mensual de LAN que hace escala en Río Gallegos. Una opción que sólo satisface los intereses de los kelpers y que no trae resultados positivos para nuestro país, al no contemplar otros aeropuertos argentinos como destino o como inicio del vuelo, además de discriminar expresamente a Aerolíneas Argentinas. Muy por el contrario, beneficia a las empresas que exploran ilegalmente nuestros recursos naturales en territorio ocupado, beneficiando así a los más de 1.500 militares británicos de la Base Aérea de Monte Agradable, punto neurálgico del rearme y la militarización del Atlántico Sur por parte del Reino Unido.

Hay que tener en claro que lo que se está llevando adelante es el plan del Gobierno Británico que muy lejos está de los intereses del pueblo Argentino. Tal como ha sido desde sus inicios la política de Mauricio Macri, en contra de nuestro pueblo.

En defensa de nuestra soberanía y en contra de las políticas que Mauricio Macri está llevando adelante y al cumplirse 184 años de la usurpación británica a nuestras Islas, con motivo de ello convocamos para el 3 de enero a las 17.30 en Plaza de Mayo a una “Ronda por la Soberanía”.

Secretaria de Políticas Internacionales.

Economía

La gobernadora María Eugenia Vidal y el candidato a senador de Cambiemos, Esteban Bullrich, recomendaron a quienes son despedidos de sus trabajos que una salida laboral exitosa (!) puede ser la fabricación de cerveza artesanal ¿Será así?

parri2
Ciudad de Buenos Aires

Por quinta vez la Unidad Básica "Irreversible" de La Cámpora, ubicada en el barrio porteño de Parque Avellaneda (Directorio 3756), sufrió un ataque por parte de los predicadores del odio que buscan intimidar a la militancia para que no siga organizándose en defensa de sus derechos.

3de96382-1ca1-4fb8-86e1-926dad0a6391