Lecturas

Crece la presión internacional para liberar a Milagro Sala

Amnistía Internacional hizo llegar el reclamo por la situación arbitraria que mantiene presa a la dirigente jujeña a los jefes de Estado de Japón y Canadá, que se reunirán con Macri en los próximos días. Exigen que se cumpla lo dispuesto por Naciones Unidas.

milagro-sala-640-px-630x355

Una fuerte presión internacional de los organismos de derechos humanos que exigen la liberación de la dirigente kirchnerista de la Tupac Amaru , Milagro Sala , se lanzará en los próximos días ante las visitas al país de los primeros ministros de Japón y Canadá.

Según pudo saber LA NACION, la organización Amnistía Internacional envió una carta al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y al premier japonés, Shinzo Abe, para reclamar que el gobierno de Mauricio Macri haga lugar a la resolución del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas que determinó la “detención arbitraria” de Sala. La misiva de Amnistía también iba dirigida al primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, que iba a llegar esta semana a la Argentina, pero ayer canceló su visita por el terremoto que sacudió a su país.

El premier canadiense llegará a Buenos Aires mañana y se reunirá con Macri en la Casa Rosada. Trudeau tendrá una agenda bilateral cargada y llega con una carta en la mano que le entregó el secretario de Amnistía Internacional de Canadá, Alex Neve, la semana pasada. En esa misiva, a la que tuvo acceso LA NACION, sostiene que la Argentina “se ha convertido en una fuente de esperanza en todo el hemisferio para investigar y llevar ante la justicia a los autores de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el régimen militar entre 1976 y 1983”.

Sin embargo, Amnistía Internacional planteó en la carta su preocupación por la “detención arbitraria” de Milagro Sala y destacó el reciente informe que elevó el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas, en el que exigió la liberación de la dirigente de la Tupac Amaru cuestionada judicialmente por causas de corrupción y malversación de fondos de su agrupación. Tanto el Grupo de Trabajo de la ONU como Amnistía Internacional cuestionaron la detención de Sala por el delito de sedición durante una protesta callejera. Pero no hicieron referencia a los casos por corrupción por los que la investiga la justicia de Jujuy.

El mensaje de Amnistía también fue dirigido a Abe por medio de una carta a la embajada de Japón en Buenos Aires. La presión internacional, tanto del Grupo de Trabajo de ONU como de Amnistía, está surtiendo efecto en el Gobierno. Hay sectores del oficialismo que creen que es momento de liberar a Sala para evitar una condena internacional a Mauricio Macri.

*Publicado en La Nación.

Género

La Ciudad de Buenos Aires es la primera del país en sancionar una ley contra el acoso sexual callejero. El proyecto del FPV logró acuerdo en la anteúltima sesión del año, luego de que su tratamiento fuera reiteradas veces obstaculizado en los últimos 2 años por la negativa del PRO a su aprobación.

legis