Deportes

Promesas sobre el bidet

"El fútbol seguirá siendo gratis pero sin política", es la nueva promesa de campaña que ya sabemos que el presidente Mauricio Macri no va a cumplir.

fpt

Si bien está confirmado que no habrá más anuncios de gobierno en las transmisiones futbolísticas, ahora también sabemos que dejará de ser gratuito. El costo para ver algunos partidos aumentará hasta un 50 por ciento de lo que actualmente pagamos por el abono básico del cable, en un contexto de suba generalizada de alimentos, bebidas, artículos de limpieza, transporte y servicios como la luz, el agua y el gas. La inflación tampoco bajaría, tal cual prometió el presidente.

Turner o Fox serán las encargadas de generar la transmisión de fútbol que se vería en exclusiva por Cablevisión y DirecTV. El abono de estos dos servicios aumentará hasta la mitad si el cliente quiere ver los partidos, mientras que el resto de los cable operadores tendrán que negociar para poder llevar a sus abonados la imagen del fútbol, con un costo superior al 50 por ciento para el cliente.

La semana pasada, el Senado de la Nación aprobó una ley para que los debates presidenciales sean obligatorios, sin hacer ninguna mención respecto de que pasaría en caso de incumplimientos de las promesas que allí se realicen, convirtiendo a las discusiones entre candidatos presidenciales en meros espectáculos televisivos.

Es decir, Macri podrá presentarse a una reelección y prometer de nuevo que se podrá ver el fútbol gratis, total después no pasa nada. O podrá prometer que además de ver fútbol gratis, nadie va a pagar impuesto a las Ganancias, y tampoco pasará nada.

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina