Derechos Humanos

Red provincial de Derechos Humanos en Escobar

Con la consigna "Libertad a Milagro Sala" se realizó en la ciudad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, el 2° encuentro de la Red Provincial por los Derechos Humanos, con la presencia de referentes de las organizaciones sociales, de derechos humanos y políticas y más de una decena de representantes municipales, legisladores provinciales y nacionales y mucha militancia dispuesta a sostener la memoria, verdad y justicia.

escobar 5

Disertaron en un panel de legisladores y especialistas, el secretario de derechos humanos de la provincia de Santa Cruz, Horacio Pietragalla Corti; los diputados bonaerenses Lucía Portos y Lauro Grande; la senadora provincial Mónica Macha; el intendente local, Ariel Sujarchuk y la referente Victoria Montenegro.

La jornada, que se extendió durante todo el día, se repartió en cuatro comisiones de trabajo: lesa humanidad, género y diversidad sexual, violencia institucional, y educación y comunicación, y  contó con el acompañamiento de un centenar y medio de compañeros y compañeras.

Al final del encuentro, Rubén López, en compañía de los compañeros presentes, descubrió un mural como homenaje a su padre Julio, desaparecido por segunda vez hace 10 años.

La Red es un espacio de articulación y acción colectiva, que tiene su apoyatura institucional en direcciones de derechos humanos municipales y una representación de más de 50 localidades de la provincia a través de organismos, mesas y colectivos de DDHH.

El encuentro reflejó la necesidad de profundizar la organización ante el desguace de políticas públicas en materia de derechos humanos que ejerce el estado provincial.

A su vez, se exigió el cumplimiento en la responsabilidad de la labor de todos los estamentos de gobierno, pero también que se vuelve a refundar en cada construcción colectivamente un camino recorrido a la luz de las conquistas logradas durante los últimos 12 años.

Ciudad de Buenos Aires

En el día de ayer, la Unidad Básica de La Cámpora "La Patria es el otro", ubicada en el barrio porteño de Nueva Pompeya, fue víctima de un acto de profunda intolerancia: atacantes desconocidos escribieron ofensivas consignas en los vidrios y carteles y ensuciaron la puerta de entrada para impedir el ingreso.

Pompeya4