Editorial - Por Los mismos de siempre

Palo bonito, palo eh!

¿Cómo es la cosa? Ya están hace nueve meses y lo único que hicieron hasta ahora fue pedirle a la gente que haga esfuerzos, sacrificios, que se ajuste, que se abrigue, que compre menos, que coma menos, que viaje menos y sobre todo que no se queje. Y ahora, después de que el pueblo se bancó tremenda reducción de su poder adquisitivo, el presidente con cara de recién levantado pide que “los empleados no le pongan palos en la rueda a las empresas”.

Y aclara: “Este proceso comenzó y cada día vamos a estar un poco mejor, y se va a acelerar si cada uno de los argentinos entendemos que si se hace trampa al sistema, se fuerza un ausentismo, se inventa un juicio, se pone un palo en la rueda y le complica la vida a todo el resto de la sociedad”. Así viene la mano. Para el presidente, estar cada día un poco mejor significa que vos estés cada día un poco peor. Y si no terminás de entender del todo esta paradójica ecuación es porque todavía no cazaste que esto “no es un cambio económico sino un cambio cultural”.

Y si no fijate, hasta se anima a citar al mismísimo padre del populismo: “Ya el General Perón decía que por lo menos cada argentino tiene que producir lo mismo que consume”. En realidad, Perón decía eso porque apostaba a una economía que produzca cada vez más a través de la industria para generar puestos de trabajo, en lugar de seguir exportando materias primas sin valor agregado y especular con el mercado financiero. Entonces el objetivo de Perón era que todos puedan producir lo que tienen derecho a consumir, no que consuman solo lo que pueden producir.

Para Macri, significa exactamente lo contrario. O sea, si sos un gran empresario que gana millones podés consumir en esa medida. Si esa plata tiene un origen ilícito y por eso la tenés en cuentas secretas en Panamá, vas a poder consumirla después del blanqueo. Pero si de pronto, te tocó ser”empleado”, vas a tener que ir acostumbrándote a consumir lo que “diosquiera”. Ni te digo si no conseguís trabajo. No trabajás, no producís, entonces no consumís. ¡Y para colmo, Macri dice que semejante cosa la dijo Perón!

A Perón le hicieron un golpe de estado justamente por lo mismo que hicieron Néstor y Cristina cuando gobernaron: defender a los trabajadores. Y fueron los mismos sectores concentrados, que prefieren subordinar el país a las grandes potencias, los que lo persiguieron durante 18 años de exilio y proscribieron su partido político.

Ay, pero no mejor no seguir con la historia que se nos viene la angustia. Mientras tanto, todos bien calladitos, nada de protestar o poner palos en la rueda, eh. Porque si no se vienen los palos en la cabeza.

Te voy a atornillar

Te aprieto mucho,
te empleo mucho.
te sirvo mucho, te piso mucho.
-¿Cómo puede ser que
te alboroten mis placeres?
Te escucho mucho,
te asfixio mucho,
te impacto mucho,
te siento mucho.
Yo te quisiera salvar,
te voy a atornillar,
te voy a herir un poquito más.