Argentina

REPUDIAMOS LA AGRESIÓN DEL PRO A SABBATELLA

Repudiamos la agresión sufrida por el compañero Martín Sabbatella cuando intentaba abordar un avión en Santiago del Estero, y manifestamos nuestra preocupación ante el clima de intolerancia instalado por el gobierno nacional desde su asunción el 10 de diciembre pasado.

sssss

La descalificación instalada desde el discurso oficial y los medios hegemónicos contra quienes encabezaron el proyecto nacional y popular impulsado desde el Estado durante los últimos 12 años, así como a sus funcionarios, se ve peligrosamente alentada por la persecución judicial indiscriminada y los operativos hollywoodenses de seguridad alrededor de las diligencias judiciales.

Sin embargo, cuando las operaciones judiciales no alcanzan para tapar las consecuencias de los tarifazos, el ajuste, la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y la afectación constante de derechos de toda índole, sobrevienen acciones como esta, cuyos protagonistas están vinculados al partido gobernante.

El tirador que hirió a dos militantes en la inauguración de una unidad básica en Villa Crespo en junio era aportante del PRO. Y uno de los agresores de Sabbatella en Santiago del Estero es Pedro Criceo, dirigente del PRO que integra la mesa de conducción de ese espacio en el partido bonaerense de Pilar.

Repudiamos la constante persecución a los dirigentes del campo nacional y popular y condenamos todos los hechos desencadenados en el marco de la confrontación fomentada por Cambiemos, en su denodado esfuerzo por “deskirchnerizar” la política.

Buenos Aires

Más de 350 vecinos, docentes, estudiantes, integrantes de organizaciones sociales y políticas participaron el sábado 24 de septiembre del primer encuentro "Organizarnos para volver" en Club Pueblo Nuevo de Olavarría.

14444769_1199554270110409_6289131278543398266_o
Militancia

La Cámara Nacional en lo Criminal ratificó el procesamiento con prisión preventiva y embargo de bienes al simpatizante del PRO que en marzo pasado hirió de bala a dos militantes durante la inauguración de un local de Nuevo Encuentro.

padilla800