Movimiento Obrero

Máximo Kirchner participó de un encuentro con delegados de ATE Capital

El diputado nacional Máximo Kirchner encabezó junto al titular de ATE Capital, Daniel Catalano, un plenario con más de un centenar de delegados sindicales en la sede porteña del gremio de los trabajadores del Estado para convocar a "trabajar en la unidad del movimiento obrero para defender los derechos de los trabajadores", al mismo tiempo que llamó a no aceptar "ni una sola modificación a los convenios colectivos de trabajo".

mk_atecapital_16080612

Tras una reunión de la que participaron los integrantes de la conducción de la seccional Ciudad de Buenos Aires de la Asociación de Trabajadores del Estado y legisladores nacionales y provinciales del Frente para la Victoria, el diputado santacruceño se dirigió al auditorio en el que fue presentado por Catalano, quien expresó que el objetivo del encuentro era “profundizar la articulación que venimos trabajando hace muchos años, porque estamos convencidos de la necesidad de fortalecer un proyecto nacional y popular con inclusión social”.

Al comenzar su discurso, Máximo agradeció la ruidosa bienvenida y definió como “una caricia al alma que en las canciones que cantan estén presentes Néstor y Cristina”, al tiempo que recordó que “si hubo algo que caracterizó siempre a nuestras movilizaciones es la alegría, por eso es agradezco ser recibido de esta manera. Sin alegría no va a ser posible enfrentar los tiempos que vienen”.

En ese marco, el dirigente de La Cámpora instó a adquirir “mayores grados de organización y apertura, ir a buscar a aquellos que andan medio perdidos, tender nuestra mano y hablar de lo que está pasando en el país, organizarnos, y meterle muchas ganas y alegría como lo están haciendo ustedes acá”.

Asimismo, Máximo sostuvo que “es fundamental trabajar en la unidad del movimiento obrero, pero como siempre digo, es importante discutir para qué queremos conseguir la unidad. Como también se da en el peronismo, hay una desesperación de algunos compañeros por juntarse y ganar a cualquier costo, y la política no es un partido de fútbol: acá no tiene sentido eso de conseguir el triunfo a cualquier precio”.

A su vez, anticipó que “no podemos darnos el lujo, ni como generación ni como espacio político, de permitir que el gobierno trate de modificar en el Congreso las conquistas obtenidas con la excusa de que con eso van a buscar generar más trabajo”, en tanto que llamó a no aceptar “ni una sola modificación a los convenios colectivos de trabajo”.

“Quiero ver en el Congreso a cada afiliado del Partido Justicialista que esté sentado en una banca, actuar en consecuencia con el peronismo que declaman. Ahí vamos a ver si empezamos a hablar de unidad o no”, afirmó, y agregó que “sólo puede haber unidad si los objetivos son defender los derechos de los trabajadores y actuar para construir una Argentina grande, justa, libre y soberana”.

En ese aspecto, aseguró que “por nuestra parte, pueden tener la seguridad de que nunca vamos a levantar la mano en contra de un solo derecho de los que han conseguido los trabajadores en estos años, pero queremos, y tenemos, que buscar poder levantar la mano para conseguir nuevos derechos. Esto es vital. No sólo se trata de resistir, sino también de avanzar”.

De igual modo, advirtió que “las cosas no cambian porque la economía funcione mal. No se genera vocación de mayoría con eso: tenemos que alcanzar niveles más altos de propuestas y generar derechos que todavía no están legislados”.

Máximo también consideró que “tenemos la oportunidad de volver, pero de volver mejores, construyendo políticas superadoras y teniendo la capacidad de ser creativos y corregir lo que no hayamos hecho bien”.

Por otra parte, respecto de las medidas que viene aplicando el gobierno, Máximo sostuvo que “son todas políticas viejas, no hay nada nuevo salvo el Snapchat, y son políticas que van en el sentido de achicar constantemente el Estado porque para ellos el Estado es un estorbo, y lo dicen, cuando asocian la palabra público con gasto y la de inversión con lo privado”.

“La magnitud de estas políticas, como la de endeudar al país por más de 20 mil millones de dólares, después se pagan y sabemos lo que pasa”, aseguró, y puso como ejemplo la confesión del ministro Juan José Aranguren que se hiciera pública semanas atrás: “Están dejando a mucha gente afuera con una planilla de Excel. Así de insensibles y cínicos son con la gente que la está empezando a pasar muy mal”.

Al cierre del encuentro, Catalano agregó que desde su organización están comprometidos “con la decisión de construir nuevas mayorías que nos permitan defender los derechos que ganamos durante los últimos 12 años y que nos quieren arrebatar, pero también para forjar un modelo alternativo con justicia social que permita construir una patria mejor.

De la reunión previa al plenario con los delegados también participaron el diputado nacional Andrés Larroque,  el dirigente Mariano Recalde; los diputados provinciales Lauro Grande y Miguel Funes; los legisladores porteños Javier Andrade y Paula Penacca; los referentes porteños de La Cámpora Juan Modarelli y Germán Urman, y los secretarios adjunto y gremial de ATE Capital Federal, Juan Manuel Sueiro y Luciano Fernández.

Economía

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quedó definitivamente desvinculado de la causa por el megacanje de la deuda pública que se realizó en 2001 durante el gobierno de la Alianza, al no producirse la apelación del fiscal general Germán Moldes, para que esa decisión sea revisada por Casación.

sturze