Ciudad de Buenos Aires

La Semana patria en la era Macri

Al Presidente no le gustan los actos masivos y cree que las celebraciones son un despilfarro. Sin embargo, tomó una serie de medidas para que este 25 de mayo haya festejos, aunque sean sólo de una minoría.

plaza de mayo sin gente

Es la primera vez en algún tiempo que en un aniversario de la Revolución de Mayo desde el Gobierno no se organizan festejos patrios para que disfrute toda la ciudadanía. Pero cambiaron las autoridades y es comprensible la decisión: sería un tanto cínico que el Jefe de Estado te invite a celebrar que te despidieron, que te aumentó el colectivo, la luz, el gas, el agua, que te está por cerrar el club de barrio de la esquina, que ves al comerciante de la vuelta bajar la persiana porque no puede afrontar los costos y la caída de las ventas, y que cuando vas al supermercado tenés que comprar cada vez menos gastando cada vez más plata.

A pesar de esta situación, Mauricio Macri es optimista e impulsó una batería de medidas en tan solo una semana para que algunos tengan sobrados motivos para festejar.

Felices los empresarios que gracias al veto del Presidente ahora podrán seguir despidiendo trabajadores con total libertad y sin tener que pagar una doble indemnización. Felices los industriales internacionales que quieren colocar sus productos en Argentina cuando ven que las importaciones de bienes de capital, que se usan para la producción nacional, cayeron un 6%. Felices los contratistas del Estado Nacional y el Estado de la Provincia de Buenos Aires ahora que han flexibilizado las licitaciones y ampliado los montos de las contrataciones directas. Felices los detractores de la educación pública con la decisión de recortar los $97 millones que se giraban a universidades en concepto de partidas extraordinarias de la Jefatura de Gabinete. Felices los laboratorios que ya han aumentado un 50% los medicamentos sin que nadie se lo impida. Felices los que desprecian las democracias latinoamericanas cuando ven a Macri recibir al canciller de facto de Brasil. Felices los parientes de Marcos Peña y Miguel Braun que lograron que los pilotos de Aerolíneas Argentinas se hospeden en su hotel pese a ofrecer un precio más caro que otro de los oferentes.

Y felices aquellos que aborrecen la militancia política y la organización popular porque Milagro Sala sigue presa por luchar.

Patria Grande

El gobierno nacional firmó un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para la entrega en comodato de un inmueble ubicado en el barrio de Pompeya, que será utilizado "de manera exclusiva al alojamiento de las personas infractoras de la Ley 25.871", es decir, se creará el primer centro de detención de inmigrantes con el supuesto objetivo de combatir la irregularidad migratoria.

0010692270-720x340
Ciudad de Buenos Aires

Falta de información, licitaciones poco claras y obras sin terminar son denominadores comunes que atraviesan la gestión educativa en la Ciudad de Buenos Aires. El caso de la Comuna 13.

GACE6