Argentina

El dolor de ya no ser

ucr

El congreso mundial de la organización juvenil de la Internacional Socialista (IS), reunido en la capital de Albania, decidió suspender a la Unión Cívica Radical (UCR) por acompañar al gobierno “de derecha” de la Argentina.

El cónclave, que reunió a jóvenes delegaciones de partidos políticos de un centenar de países en torno a la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY, sus siglas en ingles) decidió suspender al centenario partido por acompañar al gobierno “de derecha” que encabeza el ex jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

La delegación de la Juventud Socialista de Argentina que participa del encuentro, acompañó la moción de imponerle una sanción por avalar las políticas calificadas por el congreso como de “de derecha” que impulsa el actual primer mandatario desde el pasado 10 de diciembre.

La Internacional Socialista recordó que Unión Cívica Radical (UCR), durante la presidencia del ex senador Ernesto Sanz, decidió integrar la coalición de partidos políticos denominada Cambiemos – junto al PRO y la Coalición Cívica (CC) – que llevó a la presidencia a Mauricio Macri.

Además, resaltó que en la actualidad el radicalismo integra el interbloque parlamentario de Cambiemos en el Congreso y dirigentes de la talla de los cordobeses Oscar Aguad y Gustavo Santos, el tucumano José Cano, el riojano Julio Martínez y el formoseño Ricardo Buryaile integran el Gabinete nacional.
La Internacional Socialista es la organización mundial de partidos socialdemocrátas, socialistas y laboristas, fundada en su forma actual en 1951. Uno de los máximos referentes históricos del radicalismo, el ex presidente Raúl Alfonsín, fue vicepresidente de este organismo entre fines de la década de los noventa y los primeros años del siglo XXI.

Ciudad de Buenos Aires

En el día de ayer, la Unidad Básica de La Cámpora "La Patria es el otro", ubicada en el barrio porteño de Nueva Pompeya, fue víctima de un acto de profunda intolerancia: atacantes desconocidos escribieron ofensivas consignas en los vidrios y carteles y ensuciaron la puerta de entrada para impedir el ingreso.

Pompeya4