Política

Ahora sí, Pripeá donde quieras y cuando quieras

2000px-Nextel_Logo.jpg

La compra total de Nextel anunciada por el Grupo Clarín y presentada por el multimedio oficialista como una medida para generar “mayor competencia” en el mercado, no es otra cosa que el puntapié inicial para la consolidación del duopolio que dominará el negocio de las telecomunicaciones en Argentina dentro de apenas un par de años.

A través de Cablevisión, Clarín completó la adquisición de la compañía de telefonía celular que había comenzado en septiembre, y que en su momento había sido desautorizada por la autoridad de aplicación creada por Cristina Fernández de Kirchner: la ya desaparecida AFTIC.

Ahora, gracias al decreto de necesidad y urgencia (DNU) 267/15 firmado por Mauricio Macri a pocos días de asumir su mandato, Clarín pudo hacerse de la totalidad de Nextel y poner un pie en el negocio de las telecomunicaciones, territorio hasta ahora vedado para este holding por el marco regulatorio impulsado durante los gobiernos kirchneristas y aprobados oportunamente por ambas cámaras del Congreso de la Nación.

Tanto la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual como la de Argentina Digital, buscaban preservar a los jugadores más pequeños del mercado, entendiendo a las Tecnologías de la información y la comunicación (TICs) como herramientas de interés público que deben que estar al servicio de la población, es decir no sólo una mercancía, para lo cual necesariamente hay que disponer de regulaciones que impidan a los grandes grupos quedarse con todo.

Tal como lo afirmó el doctor en Ciencias de la Información e investigador del Conicet Martín Becerra, “esta compra representa la llegada del grupo Clarín al sector de telefonía móvil, que es el sector más rentable de las telecomunicaciones. Hasta ahora había barreras regulatorias que impedían que los grupos de telecomunicaciones cruzaran hacia lo audiovisual, y viceversa. Con uno de sus DNU, el 267, el presidente Macri levantó esa restricción permitiendo ese cruce. En lo inmediato, el decreto permite que las empresas de televisión, como Clarín, den telefonía, y en el mediano plazo, de acá a dos o tres años, que las empresas de telefonía den televisión. Esto a su vez va a permitir que integren servicios de triple o cuádruple play”.

Y sigue Becerra: “En un corto plazo, esto va a permitir algo de competencia en un mercado hiper concentrado, pero en el mediano plazo va a generar un oligopolio de dos grandes operadores, Clarín y Telefónica, que se van a ir comiendo al resto”.

¿Cómo va a suceder esto? Para hacer de Nextel una empresa importante (cosa que hoy no es porque ocupa apenas un 3 por ciento del mercado de telefonía celular), Clarín va a tener que alquilarle capacidad instalada a otros operadores, como por ejemplo Telecom, pero de a poco irá ampliando su red y a través del lobby político y la penetración que tiene la opinión pública, irá conquistando la idea de que es necesario que Nextel crezca con los mismos argumentos que en su momento utilizó par consolidar la posición dominante de Cablevisión .

En definitiva, como te dijimos hace muchos años, las regulaciones no eran en contra de Clarín. Eran a favor de todos.

Economía

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quedó definitivamente desvinculado de la causa por el megacanje de la deuda pública que se realizó en 2001 durante el gobierno de la Alianza, al no producirse la apelación del fiscal general Germán Moldes, para que esa decisión sea revisada por Casación.

sturze