Noticias

Macri y la unidad latinoamericana

56781b4b24c98

El notable déficit manifestado por Mauricio Macri a la hora de articular sus ideas en política internacional no le impidió provocar una situación de tensión inédita en un Mercosur que labró dificultosamente sus lazos de confianza durante la última década

Cuando la canciller Susana Malcorra expresó la intención del gobierno argentino de “desideologizar” la política exterior, es probable que haya olvidado mencionar la excepción del caso venezolano. Sólo así podría explicarse la imputación solitaria realizada sobre Caracas por el presidente Macri en la Cumbre del Mercosur que se llevó a cabo el lunes en Asunción del Paraguay.

El pedido del mandatario argentino por “la pronta liberación de los presos políticos en Venezuela” no fue acompañado por ninguno de los jefes de Estado presentes. Incluso fue veladamente rechazado por la presidenta del Brasil Dilma Rousseff, quién destacó el sistema democrático venezolano y también el argentino, ambos recientemente puestos a prueba en elecciones.

A su turno, los presidentes de Uruguay, Bolivia, Chile y Paraguay prefirieron centrar sus discursos en la agenda de temas económicos pendientes en el bloque regional, dejando en soledad el planteo de Buenos Aires.

Sin embargo, la imputación de Macri encontró la respuesta buscada en la canciller venezolana Delcy Rodríguez, quién debió referirse a las acusaciones y rechazó el “injerencismo” del Presidente argentino. “Usted está defendiendo este tipo de manifestación, esta violencia política” dijo la representante de Nicolás Maduro mientras mostraba fotografías de los desmanes producidos durante las movilizaciones opositoras de 2014.

Ya en las semanas previas, Macri había reclamado al Mercosur que aplique la llamada “cláusula democrática” a Caracas, una sanción reservada para los casos de interrupción del orden institucional en los Estados miembros. Pero la imposibilidad aplicar a Venezuela ese marco punitorio y la falta de consenso en el bloque ante la propuesta argentina hacía preveer lo que finalmente pudo verse en Asunción: un intento de Mauricio Macri de lesionar la unidad latinoamericana frente a las cámaras de TV.

 

Derechos Humanos

La Justicia condenó a dos ex jefes de la planta automotriz por el secuestro a 24 trabajadores durante la dictadura cívico militar. Es la primera sentencia contra jerarcas de una multinacional, no como cómplices, sino como partícipes necesarios y directos en delitos de lesa humanidad.

FORD
Portada

La unidad triunfó en la FUBA: por 64 votos sobre un total de 71, resultó electa la lista que consagró en la presidencia al Partido Obrero y a La Mella, y en la Vicepresidencia a La Cámpora y Nuevo Encuentro, junto con otras fuerzas del campo popular. Así, quedó definitivamente desplazada de la Federación la Franja Morada y las fuerzas afines a Cambiemos.

WhatsApp Image 2018-12-11 at 00.04.21