Ciudad de Buenos Aires

La militancia y Cristina en la ex ESMA: “Libertad para todos, para amar, vivir y ser felices”

20151202_ExEsma_06

Ante una multitud de asistentes, el miércoles 2 de diciembre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la inauguración de obras de preservación, puesta en valor y refuncionalización de seis edificios del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), donde funcionarán diversas instituciones de defensa de los derechos humanos, entre ellas la sede de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Entre sus palabras la presidenta enfatizó: “Hace 11 años llegamos a este lugar y decidimos transformarlo. Cambiamos el dolor por alegría y por eso, hoy los argentinos avanzamos hacia futuro y no nos quedemos detenidos”.

En la ceremonia estuvieron presentes integrantes del gabinete nacional y otras autoridades, así como representantes de entidades de bien público e invitados especiales. Madres de Plaza de Mayo, familiares de desaparecidos, nietos recuperados y militantes de distintas organizaciones.

Se trata de los edificios Compañeros Presentes de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas (ex Pabellón Bravo); la Casa Nuestros Hijos, la Vida y la Esperanza, de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora (ex Pabellón Alfa); la sede del Consejo Federal de Derechos Humanos (ex depósito de equipos); la sede del Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos del Mercosur –IPPDH- (ex Casa de Suboficiales); el Polo Productivo (ex Taller de Automotores), y la sede de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación (ex Pabellón de Alimentación y Casino de Oficiales).

De estos emblemáticos edificios, los cinco primeros fueron puestos en valor a través del Programa Ingreso Social con Trabajo en los Espacios de Memoria, a través de un convenio firmado entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la Secretaría de Derechos Humanos y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA, en el que mil cooperativistas recibieron capacitación y trabajaron en las obras de recuperación, puesta en valor y refuncionalización de 32 edificios, entre los que se encuentran aún en obra la Casa de la Militancia de H.I.J.O.S. (ex pabellón Delta) y los edificios donde funcionaran la Pileta, el Lavadero, la Guardia y el Casino de Aspirantes.

En este marco de reivindicación de los derechos humanos como política de estado, la presidenta destacó que “en 2003 los derechos humanos no estaban en la agenda”. Y remarco: “Nosotros tenemos una lectura de la realidad y convicciones para transformarla”.

Mientras cientos de banderas flameaban en lo alto del cielo y los cantos envolvían el aire en voces transformadoras, la mandataria dejó en claro: “Avanzamos hacia el futuro porque decidimos transformar tanto dolor en amor, alegría y presencia”.

A su vez , aseguró que la restitución de la identidad a los 119 nietos recuperados es “la exacta demostración de que la memoria no es solamente hacer justicia con el pasado, sino mirar hacia el futuro para recuperar todo lo que nos arrebataron”. “La memoria está en cada Abuela de Plaza de Mayo, en cada madre, en cada familiar e hijo y en cada uno de los 119 nietos recuperados”, expresó tras recibir de manos de Estela de Carlotto uno de los pañuelos de Madres de Plaza de Mayo.

“A memoria, verdad y justicia, le hemos agregado la libertad, para ser lo que queramos. Libertad para todos, para amar, vivir y ser felices. Vamos a luchar por esa libertad”, manifestó Cristina luego de recordar que aún faltan nietos por recuperar.

Tras 12 años de un proyecto que ha transformado la realidad de más de 40 millones de argentinos, y ha marcado el rumbo de un pueblo empoderado subrayó que “la auténtica gobernabilidad es la que está en las calles. Es la de la inclusión y la movilidad social ascendente. Nada más peligroso para un país que el resentimiento de los que se han quedado afuera”, y resaltó que la Argentina atraviesa el “lapso de gobierno de mayor institucionalidad, gobernabilidad y estabilidad, económica social y política del que se tenga memoria”.

Al finalizar su discurso, se escucharon más fuerte que nunca los aplausos y los cantos de los cientos de militantes que celebran junto al pueblo empoderado las transformaciones que el proyecto nacional y popular ha realizado, sabiendo que el legado de Néstor y Cristina está presente en la memoria y en la historia de los miles de argentinos que seguirán alzando la voz por defender cada logro y cada conquista, sin olvidar de dónde venimos, como dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “Transformado dolor en alegría”.

Derechos Humanos

Una columna con más de 25.000 personas atravesó hoy la Ciudad de Buenos Aires para llegar a la Plaza de Mayo desde la ex ESMA con la consigna "Porque otros caminaron antes, nosotros caminamos para que otros caminen", flameando las banderas de La Cámpora, Peronismo Militante, Kolina, Pingüinos y Unidos y Organizados marcharon por Memoria, Verdad y Justicia.

#24M (14)
Yo Tuve Militando