Editorial -

La casi Ciudad del Rock

Por Juan Cabandié (*)

La Argentina ha crecido durante doce años en materia de educación, salud, cultura e igualdad de derechos y la Ciudad no aprovechó este proceso. Se puede ver la falta de inversión pública y el desinterés por la inclusión social. Desde lo más básico como la acumulación de basura en las calles, hasta las deficiencias en transporte público, salud, y en la poca utilización de Ciudad del Rock, ubicada en el Parque de la Ciudad.

En 2013, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, anunció que el predio se utilizará solo para recitales, con un gasto a cargo del presupuesto comunal de más de 80 millones de pesos. Según la Defensora adjunta del pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, esta nueva obra del gobierno de Mauricio Macri fue acompañada por la destrucción de bienes públicos, reducción de los espacios verdes y negociados con privados.

Sin ir más lejos, a 500 metros de este Parque Ciudad, se cayeron tres chicos, uno murió y dos están graves, al caer de un balcón en el sexto piso del complejo habitacional de Villa Soldati. Este edificio está en litigio con el Gobierno de la Ciudad y los ascensores del lugar no tienen habilitación. Por lo tanto, con esos 80 millones de pesos, los vecinos de los complejos habitacionales podrían vivir mejor. Resguardando su seguridad, infraestructura, limpiando los tanques de agua, arreglando ascensores y manteniendo estables los balcones.

El Instituto de la Vivienda en el marco del programa Federal de Urbanizaciones de Villas y Asentamientos Precarios realiza obras de infraestructura con presupuesto de Nación. El Estado Nacional, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, la CABA y Acumar, acuerdan el plan general de Urbanización de Villas y Asentamientos precarios en alto riesgo ambiental de la Cuenca Matanza-Riachuelo. Con este programa se produjo una alta ejecución ya que durante todo el año, se procedió a reestructurar y mejorar en su totalidad al Barrio de Villa Soldati, y a la recuperación física y ambiental de casi todos estos barrios, como el de Lugano, Piedrabuena, Barrio Ramón Carrillo, Barrio Manuel Dorrego y también del Barrio Illia.

Macri prometió la construcción de 10.000 viviendas por año. Debería haber construido 80.000. No ha construido ni siquiera la cantidad equivalente a un año. Cuando se creó el Programa Prosur Hábitat, para urbanizar las villas de la zona sur de la ciudad, sostenían en su página web que las villas se urbanizarían en ocho años. No ha logró urbanizar ninguna.

¿Qué sucede en Ciudad del Rock? Prácticamente lo mismo, nada. En tres años se realizaron sólo 11 recitales, esa fue toda la actividad, cuando el Gobierno de la Ciudad gastó 87 millones de pesos para su construcción, ocupando un total de 160 mil m2 del Parque Ciudad. No sucede lo mismo en otras obras de infraestructura en el país. Cabe recordar que el Gobierno en manos de Mauricio Macri no otorgó el espacio solicitado para la feria Tecnópolis.

El derroche de espacio público no es un tema menor en la Ciudad de Buenos Aires, el déficit habitacional y el aumento en los alquileres, entre otros factores sumado a los costos excesivos del transporte en manos del gobierno porteño, poco tiene que ver con el bienestar de los vecinos que el “alcalde” tanto publicita.

Nada se asemeja al enfoque cultural e inclusivo que tiene Tecnópolis con Ciudad del Rock, ya que el actual Jefe de Gobierno buscó todos los medios posibles para construir un similar Rock in Rio que sólo lo llevó al fracaso. Esto sucede con Ciudad del Rock que lejos está de convocar grupos musicales y generar mayor audiencia, recuperando el espacio promocionado.

Queda en evidencia las fallas de la gestión en construcción de obras públicas y viviendas, tanto del Parque Ciudad como a pocas cuadras en el barrio de Villa Soldati, donde los vecinos señalaron la responsabilidad del IVC del gobierno porteño por no realizar las obras a las que lo obliga un fallo judicial.

(*) Publicada en Página 12 el sábado 12 de septiembre de 2015.-

Opinión

Por Cristina Fernández de Kirchner

tapa-2964-ebb0a
Opinión

Por Pablo Ramos*