Derechos Humanos

19 y 20 de Diciembre de 2001

montada_represora

montada_represoraRecordar las jornadas del 19 y 20 de diciembre es un ejercicio que debemos hacer cada uno de los argentinos. Hay que contarle a las nuevas generaciones, que eran niños por aquella época, lo que significaron esos días para todos.

El agotamiento de ideas, la fabulación, la mentira, el engaño, etc, fueron los artilugios que llevó adelante el gobierno de Fernando De la Rúa y los grupos hegemónicos de comunicación para prometernos, por aquel entonces, soluciones casi mágicas que supuestamente venían a resolver problemas estructurales de más de 20 años de neoliberalismo. El blindaje, el megacanje, el corralito, y tantos otros inventos sólo fueron adjetivos calificativos que no llevaron nada de alivio a la sociedad argentina, sino más endeudamiento, exclusión y miseria sistemática.

Fueron varios los días en los que la población tomó las calles para decir “que se vayan todos, que no quede uno solo”, acompañado de saqueos desesperados de los sectores más empobrecidos que veían una mesa navideña sin nada para compartir con sus seres queridos. Un verdadero caos, desesperación y rabia se vivía en los barrios, las universidades, las oficinas y en las calles. Pero el punto de inflexión, de quiebre, fue sin duda cuando aquel gobierno democrático a la deriva, declaró irresponsablemente el Estado de Sitio. Ese día, Fernando de la Rúa sentenciaba su futuro dejando en la calles de todo el país 39 personas asesinadas, cientos de heridos y 4500 detenidos.

 

 

El ayer y el hoy

– Una de las Victimas de aquel diciembre, Gustavo Ariel Benedetto (30), recibió un balazo en la cabeza que le provocó su muerte; el disparo provino desde el interior del Banco HSBC. Ahí prestaba servicio como custodio privado el ex militar Varando, represor de La Tablada.

Hace un mes, el Ministro de Economía Axcel Kicillof, se preguntaba cuántas políticas sociales de inclusión nos privaron detrás de la estafa de los bancos como el HSBC, al descubrirse las 4 mil cuentas encontradas en Suiza provenientes de fugas de capitales, valuadas en aproximadamente el 10% de las reservas del Banco Central.

 

– En febrero pasado, comenzó el proceso en el Tribunal Oral federal N° 6, en el que se juzga a los responsables de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001 acontecida en el centro porteño, que dejó cinco muertos y un centenar de heridos. Entre ellos, está procesado el ex Secretario de Seguridad de la Nación durante el gobierno de la Alianza, Enrique Mathov. Causalidades de la historia, su tío, Arturo Mathov, integrante de los comandos civiles, cazaba peronistas y fue partícipe de una serie de atentados previos al derrocamiento del Presidente Perón, 60 años antes del “Argentinazo”.

Pese al reclamo de los familiares, De la Rúa no está en el banquillo de los acusados gracias a, entre otros jueces, Bonadío. Sin embargo, este Juez actúa con celeridad a la hora de llevar adelante las operaciones mediático-judiciales para horadar el actual poder político con el procesamiento del vicepresidente por los papeles de un auto.

 

– Eran pasadas las 15.30 horas del jueves 20 de diciembre de 2001, y como todos los días por más de 24 años las Madres de Plaza de Mayo no se quedarían en sus casas. Estando en la plaza nuestras Madres fueron golpeadas y reprimidas por las fuerzas de seguridad que aprovechándose del Estado de Sitio vivieron por aquellas horas su recreo ideológico.

Hoy vemos a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo dentro de la Casa de Gobierno, acompañando a nuestra Presidenta en cada anuncio u acto.

 

– Fernando De la Rúa, ex presidente electo por parte de los argentinos, fue consecuencia de alianzas con corporaciones políticas, económicas y mediáticas, fue el Presidente marioneta. Hoy Cristina Fernández de Kirchner conduce un Estado, no sólo con la legalidad de los votos, sino con la legitimidad de ser la conductora de este proyecto nacional y popular que transformó la vida de todos los argentinos.

Hoy, nuestro compromiso, desde cada puesto de lucha, en memoria de los compatriotas caídos, y de todos los argentinos, es ponerle nombre a las cosas, nuestros nombres, a nuestro modo y sin imposiciones. Discutiendo la historia argentina desde en el parlamento, hasta en las Unidades Básicas con los compañeros o en la mesa familiar de los domingo.

Las 39 víctimas que dejó la revuelta del 19 y 20 de diciembre del 2001, no pueden ser pasado para la sociedad argentina, sino memoria activa y presente que construimos todos los días, desde las organizaciones sociales y políticas. Construcción que se hace desde las prácticas colectivas para fortalecer desde lo cotidiano este proyecto político que tanto le da a la democracia de nuestro país.

 

 

 

 

Género

La Ciudad de Buenos Aires es la primera del país en sancionar una ley contra el acoso sexual callejero. El proyecto del FPV logró acuerdo en la anteúltima sesión del año, luego de que su tratamiento fuera reiteradas veces obstaculizado en los últimos 2 años por la negativa del PRO a su aprobación.

legis