Yo Tuve Militando

13D: Tenemos Patria – La Cámpora marchando a Plaza de Mayo

Featured Video Play Icon

Los argentinos nos ganamos el derecho a celebrar los 31 años de democracia ininterrumpida y por eso vamos a la Plaza.No vamos a cualquier Plaza sino a la Plaza de las Madres y Abuelas. Y tampoco festejamos un aniversario por el simple hecho de que el calendario determine un nuevo número redondo desde aquel 10 de diciembre de 1983.

Vamos a bancar a la verdadera democracia, aquella que se construye todos los días y se profundiza con conciencia social, con participación y organización popular y con redistribución de la riqueza.

Vamos orgullosos a bancar a la democracia que recuperó a 116 nietos apropiados y condenó a 570 genocidas por delitos de lesa humanidad. Vamos a la Plaza con la certeza de que democracia es inclusión, trabajo y jubilación dignos, crecimiento colectivo material y espiritual.

Vamos con la frente alta porque esta democracia nos permite ejercer nuestra soberanía en forma plena, junto a todo al gran pueblo latinoamericano. Con humildad, solidaridad, firmeza y dignidad.

Vamos contentos porque tenemos memoria del pasado, responsabilidad con el presente y compromiso con el futuro. Por eso, también vamos sabiendo que muchos de los que se beneficiaron con la dictadura hoy fugan millones que son de todos los argentinos.

Vamos a bancar a la verdadera democracia. A la democracia que no se somete a las corporaciones ni a una banda de mafiosos que se escudan en su dinero e influencias para extorsionar al pueblo con mentiras mediáticas ni con sus caranchos judiciales.

Vamos porque nuestro pueblo hizo renacer con Néstor un proyecto nacional, popular y democrático y se organiza para seguir profundizándolo de la mano de Cristina.

Vamos a la Plaza porque venimos construyendo un país que recién empieza.

Vamos porque venimos.

Género

La Ciudad de Buenos Aires es la primera del país en sancionar una ley contra el acoso sexual callejero. El proyecto del FPV logró acuerdo en la anteúltima sesión del año, luego de que su tratamiento fuera reiteradas veces obstaculizado en los últimos 2 años por la negativa del PRO a su aprobación.

legis