Noticias

Ni buitres financieros, ni caranchos judiciales…

06_cfk_26

La presidenta Cristina Fernandez de Kirchner retornó a la actividad pública, tras permanecer en reposo por prescripción médica, para clausurar la Convención de la Cámara Argentina de la Construcción en el hotel Sheraton, donde resaltó que “a esta Presidenta ningún buitre financiero ni ningún carancho judicial la va a extorsionar en contra de los intereses de los argentinos”. Además, cuestionó la falta de propuestas de la oposición y resaltó que “la política debe dejar de ser un lugar de promesas para ser de coherencia entre lo que se dice y se hace”.

Acompañada por cientos de militantes que ocuparon las afueras del Hotel, la presidenta comenzó su discurso bromeando acerca de su salud y dijo: “Acá estamos retornando de nuestras vacaciones anuales. En 2012 fue en el Austral, en 2013 en el Favaloro y en 2014 en el Otamendi”.

A continuación, Cristina se dirigió a los empresarios presentes y les dijo que cuando se encuentren con otros políticos, “en vez de preguntarle por el dólar o mi (su) salud” les consulten “qué va a hacer y que lo explique con números contantes y sonantes”.

“Que cómo estoy yo, es lo de menos. Que nos expliquen qué país quieren y cómo lo van a hacer”, enfatizó la Presidenta.

En tanto, marcó que “falta mucho por hacer y para eso se necesita sustentabilidad de un proyecto, perseverancia y continuidad” y agregó: “No se puede ir cambiando. Las diferencias luego se traducen en discusiones en el Parlamento pero debe haber políticas de Estado”.

A su vez, Cristina hizo referencia al litigio legal con los fondos buitre, y sostuvo: “Tenemos mucho interés en solucionar el tema externo, por eso cerramos el acuerdo con el Club de París. Es muy importante ponerse de acuerdo con todos los acreedores, pero de forma legal, legítima y justa para todos, sin extorsiones y sin chantajes”.

“A esta presidenta ningún buitre ni ningún carancho judicial la va a extorsionar”, subrayó, y añadió que el HSBC de Suiza “descubrió 4.040 cuentas de argentinos allí de las cuales solamente 125 estaban declaradas”.

Y reiteró que algunos “profetas del fracaso” buscan “crear expectativas negativas” en la economía.

En tanto subrayó que “los trabajadores argentinos siguen siendo los mejores remunerados en toda América latina” y que son ellos los que “siempre ponen el lomo, pero tienen que tener comprensión. En las principales economías europeas se está discutiendo hoy congelar salarios y flexibilización laboral”, manifestó la Presidenta, al tiempo que hizo un llamado a “cuidar todo lo logrado” hasta ahora.

Asimismo, recordó que el ex presidente Néstor Kirchner era “un hombre que creía en la generación de infraestructura como el motor de crecimiento de un país. La veía como una poderosa herramienta en el desarrollo”.

“Cuando fui senadora, se escuchaba concebir a la obra pública no como inversión sino como un gasto. Dimos vuelta este paradigma y ya no hay dirigente político que dude que la infraestructura es algo importante”, señaló.

De esta forma, citó como ejemplo que “no habría 136.000 viviendas en ejecución del plan Procrear si no se hubiera recuperado la administración de los recursos de los trabajadores” en 2008, entonces en manos de las AFJP.

También recordó “la recuperación de AySA (Agua y Saneamientos Argentinos)”, para lo que “también” el Gobierno estuvo “solo y no fue acompañado por la oposición”.

“Es muy importante la infraestructura, el problema es ver el financiamiento y qué hemos hecho cada uno de los sectores políticos para que esto se lleve a cabo. La política debe dejar de ser un lugar de promesas para ser de coherencia entre lo que se dice y se hace”, recalcó.

Finalmente la presidenta le pidió “al empresario y a todos los argentinos que antes que leer el diario, que se mire él su balance y el trabajador que vea su situación personal para ver si lo que dicen los diarios es cierto o no. Poco tiene que ver con la realidad, pero generan estados de ánimo”.

Por último, la mandataria se acercó a saludar a quienes la esperaban en las cercanías del hotel, para mezclarse en medio de abrazos y fotos.

Ciudad de Buenos Aires

En medio del receso legislativo y de espaldas a los porteños y porteñas, el Gobierno de la Ciudad decidió eliminar la protección cautelar del Hospital Muñiz, allanando el camino para avanzar con el proyecto del Complejo Hospitalario Sur.

36530582_914093872110571_7796093295599288320_n
Buenos Aires

En Lomas de Zamora existe desde hace años una comunidad de cartoneros y cartoneras que comenzaron con la actividad como alternativa a una situación económica adversa, allá por el 2001 cuando el gobierno de la Alianza compuesto por funcionarios que hoy nuevamente ocupan cargos nacionales, dejaban al país inmerso en una profunda crisis económica y más de 30 muertos en las calles de la Argentina.

Daniela Vilar, concejala y responsable política de La Cámpora en Lomas de Zamora, junto a recuperadores/as urbanos protagonistas de la nueva ordenanza municipal.