Noticias

SU NOMBRE COMO BANDERA A LA VICTORIA

EVITA
EVITA“Es el pueblo, son las mujeres, los niños, los ancianos, los trabajadores que están presentes porque han tomado el porvenir en sus manos y saben que la justicia y la libertad las impondrá únicamente teniendo al general Perón dirigiendo a la Nación”. Esas fueron las primeras palabras que Evita dirigió a las calles repletas de pueblo, aquel 22 de agosto de 1951, desde un palco ubicado en la Av. 9 de Julio, frente al Ministerio de Obras Públicas.En ese discurso, en que la abanderada de los humildes renunció “a los honores, pero no a la lucha”, Evita fue categórica y trazó la histórica disputa en la batalla por la felicidad del pueblo. “Ellos saben bien que antes del general Perón vivían en la esclavitud y por sobre todas las cosas habían perdido la esperanza de un futuro mejor. Que fue el general Perón quien dignificó social, moral y espiritualmente. Y saben que la oligarquía, que los mediocres, que los vendepatria, todavía no están derrotados. Desde sus guaridas asquerosas atenían contra el pueblo y contra la libertad”.

Más de sesenta años después, el pueblo volvió a recuperar la esperanza de una vida gracias al proyecto nacional que Néstor y Cristina refundaron bajo la estela de Perón y Evita. Las mujeres que se pudieron jubilar como amas de casa, los pibes que volvieron a la escuela y tienen todas las vacunas gracias a la Asignación Universal, los ancianos que todos los años obtienen dos aumentos de sus haberes a partir de la movilidad jubilatoria.

Pero también el pueblo es consciente de que la oligarquía, los mediocres, los vendepatria todavía no están derrotados. De que hay buitres adentro y afuera, que hay cipayos que traicionaron a su patria y que lo seguirán haciendo. Es consciente de que fueron las recetas neoliberales y el saqueo de la patria lo que arrastró al país al estallido de 2001. Es consciente de que un Estado represivo, lejos de querer organizar al pueblo, buscaba dividirlo, enfrentarlo, reprimirlo.

Y es consciente de que la recuperación del proyecto del campo nacional y popular fue el que le devolvió la dignidad. El que recuperó y amplió los derechos del pueblo. El que buscó y busca empoderarlo para que nunca más se afecten los derechos adquiridos durante la década ganada. Es el proyecto que puso de pie a “esta nueva y gloriosa Nación”, y que jamás bajará las banderas de la transformación, por una patria más justa, más libre y más soberana.

La militancia que se encolumnó en Evita y en Perón hoy continúa el legado de la abanderada de los humildes y del primer trabajador bajo la conducción de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La militancia, unida y organizada, hoy construye poder popular y avanza en la definitiva emancipación de la Patria.

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina