Noticias

Pese a quien le pese: Argentina País viable

PCH_2489

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, le hablo a los argentinos en un acto desde la Casa de gobierno, donde anunció el aumento de las jubilaciones, nuevas leyes para proteger a los consumidores, y se refirió a los fondos buitre que con el juez norteamericano, Thomas Griesa, a su favor, pretenden “tumbar a la Argentina”.

“Hoy es 31 de julio y el mundo sigue andando, igual que la Argentina”, expresó Cristina al analizar las supuestas consecuencias por no cumplir con el fallo del juez Griesa, que se anunciaron de manera apocalíptica en los últimos días.

La presidenta continuó explicando el conflicto con los especuladores financieros y recordó fragmentos del discurso que Néstor Kirchner diera en febrero de 2004, en San Nicolás de los Arroyos, en la provincia de Buenos Aires.

“No estoy dispuesto a pagar más de lo posible para el país, porque de lo contrario significaría hacerlo con el hambre del pueblo”, leyó la Presidenta.

Y continuó: “No es un capricho ni una posición intransigente cuando digo que no podemos pagar más del 25% de la deuda, y que si se paga más, se va a pagar con el hambre del pueblo y nosotros no lo podemos permitir”.

“Queremos convivir integrados a un mundo, pero es hora de que ese mundo les ponga freno a los fondos buitre y a los bancos insaciables que quieren seguir lucrando con la Argentina”, recordó al repasar el discurso del entonces presidente.

Además, Cristina subrayó el pasaje que decía que “los mismos que dicen que hay que arreglar a cualquier costa son los mismos que nos endeudaron”, frase que todavía sigue teniendo la misma vigencia que aquel día.

Por otro lado, la Presidenta marcó que “somos un país viable y lo que pretenden es tumbarnos” al explicar que “tenemos cuatro cosas fundamentales: energía, alimentos, territorio, recursos humanos formidables” y que “por eso que nos quieren tumbar”.

Tras la catarata de malas e intencionales interpretaciones sobre el termino default que circularon en medios locales e internacionales, Cristina recordó que la Argentina pagó en término a sus acreedores por lo tanto el termino default no es correcto. “Porque default es no pagar. Impedir que alguien cobre, no es default”, volvió explicar la Presidenta ante un salón repleto de militantes, sindicalistas, funcionarios y gobernadores.

A su vez, pidió a todos decir la verdad “¿por qué hago este llamado a la oposición?, porque estamos solucionando” el tema de la deuda y aclaró que “el que va a aprovechar esto, es el gobierno que viene. Es importante pensar en el país en estos términos”, analizó nuestra mandataria.

Ante los aplausos de los presentes y los cánticos de la militancia, la Presidenta volvió a señalar que no firmará cualquier cosa que se intente imponer. “Ya vimos esta historia y yo no la pienso repetir”.

Y agregó que “esto no quiere decir que la Argentina no siga y no tenga vocación de diálogo porque negarse al diálogo es un absurdo. Pero también tenemos que defender nuestros derechos, los del país”.

“Argentinos, quiero que se queden muy tranquilos porque la Argentina va a utilizar todos sus instrumentos legales, los que le dan nuestros propios contratos que son claros”, marcó la presidenta. Y advirtió: “Que se queden todos tranquilos que no vamos a hacer nada que esté fuera de la ley”.

Finalmente, Cristina destacó que quiere pasar a la historia “como una presidenta que eligieron los argentinos y que defendió los intereses junto a un grupo de colaboradores que trabajan 24 horas y el apoyo de muchos argentinos que saben que volver a endeudar a la Argentina convertiría al país en un país inviable”.

A los Militantes: “Ustedes son el futuro de los próximos años y deben defender lo que hemos logrado”.

La presidenta recorrió los balcones de la Casa Rosada para hablarle a los militantes que desbordaban los patios.

“Yo represento un futuro chiquito de días. Ustedes son el futuro de los próximos años y deben defender lo que hemos logrado”, les pidió Cristina a sus militantes mientras le cantaban y agitaban sus banderas.

Además, le pidió a los compañeros “redoblar los esfuerzos militantes” en tanto hizo hincapié en “redoblar la convocatoria a la unidad”.

“Lo peor que nos podría pasar, es que nos dividieran. Porque siempre sobre la división han trabajado los enemigos de adentro y de afuera y no tenemos que permitirlo”, aseguró la Presidenta.

De esta forma, llamó a “la unidad nacional”,  al tiempo que la diferenció de la unidad partidaria. “Tenemos miles de cosas para diferenciarnos, discutir y debatir. Pero para defender el futuro, para defender lo que hemos hecho, para enfrentar a los que pretenden hacernos firmar cualquier cosa, amenazándonos con que se viene el mundo abajo, que no cuenten conmigo para eso”, indicó Cristina.

“Para mí la historia no es la próxima elección, para mí la historia no son el calendario electoral, para mí la política es, precisamente, la historia, la historia de generaciones y generaciones que lucharon por un país mejor. Yo me siento comprometida con esas generaciones, con las que pasaron, con las que están y con las que vienen. Ese es mi verdadero calendario electoral”, dijo la presidenta de los argentinos

Entre cánticos que recordaban a Néstor Kirchner, nuestra conductora, desde otra de las galerías, volvió a recordar el discurso de Néstor en San Nicolás de los Arroyos y subrayó la frase de él: “No vine a durar, vine a cambiar las cosas”. Mientras, la militancia intensificaba los cantos, los aplausos y los saltos, Cristina reflexionó: “Y vaya que las cambió porque pese a quien le pese, le guste a quien le guste, Néstor Kirchner cambió la historia”.

 

 

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina