Universidad

Segundo encuentro de formación por la Democratización Universitaria

El sábado 12 de julio, más de 50 compañeros del Frente Universitario de La Cámpora nos reunimos en el marco del ciclo de formación por la Democratización Universitaria. La discusión tuvo como eje a la actual Ley de Educación Superior (LES) y contó con la participación del Lic. Ariel Zysman, subsecretario académico de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y del Lic. Daniel Filmus, actual Secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas y ex Ministro de Educación durante el gobierno de Néstor Kirchner.

La jornada comenzó de la mano de Zysman, quien expresó que “el problema que tiene el Sistema de Educación Superior es la fragmentación que existe en las instituciones que lo integran al no estar vinculadas entre sí” haciendo referencia a la necesidad de articular para garantizar no  solo el acceso de los jóvenes a la universidad, sino también su permanencia y egreso.

En este sentido, Zysman señaló que actualmente en la UBA, el porcentaje de deserción es cercano al 50%, y esto atenta contra la democratización universitaria. “No puede pasar que alguien quiera estudiar y no pueda porque no hay mecanismos que los acompañen a lo largo de su carrera, no solo en el ingreso, sino en la etapa intermedia y final para contrarrestar la deserción” dijo, e invitó a repensar estos mecanismos para generar estrategias de contención que permitan a los estudiantes finalizar sus estudios.

Por otro lado, destacó la importancia de los avances en este período histórico en materia de educación superior: “Hay 11 universidades nuevas y es la primera vez que las Universidades públicas son más que las privadas. Esto habla de una ampliación del acceso a la educación superior”. Sin embargo, manifestó, “Democratizar la Universidad implica modificar las reglas con las que se maneja el sistema universitario, y este es un tema pendiente en instituciones como la UBA”.

IMG_8972Por su parte, Daniel Filmus realizó un breve recorrido de las políticas del Kirchnerismo vinculadas a la educación desde el 2003. Manifestó que en once años se aprobaron leyes impensadas para nuestro país, como el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y la de financiamiento educativo. “Hemos tenido leyes de avanzada en todos los campos y no tenemos una nueva LES. Se tiraron abajo casi todas las premisas del neoliberalismo y ahora es necesario cambiar esta ley que es un remanente de esa época”, afirmó.

El ex Ministro explicó que luego de años de neoliberalismo, el gobierno se vio en la necesidad de resolver prioritariamente las desigualdades generadas en la educación inicial, primaria y media. Por otro lado, al momento de realizar cambios en el Sistema Universitario, el Estado se encontró con los sectores corporativos de la universidad en contra de cualquier modificación del statu quo sostenido durante años y con falta de actores dinámicos que sostuvieran esas demandas. A pesar de esto y a conciencia del rol fundamental de las universidades en el desarrollo nacional, comenzaron a implementarse políticas como el Progresar, PNBU y Becas Bicentenario.

Insistió en la necesidad de  tener claros los  ejes para dar el debate con la sociedad sobre una nueva LES y generar un consenso en torno a un proyecto: “nuestra universidad tiene más historia de resistencia que de propuesta. Es hora de demostrar la capacidad de propuesta siempre de la mano de los intereses populares”.

Para cerrar, los compañeros hicieron preguntas a los oradores y discutieron acerca de los proyectos presentados en relación a la LES, los posgrados pagos y la posibilidad de concretar una reforma en educación superior.

Con el compromiso de seguir construyendo futuro, seguiremos dando el debate y trabajando por una Universidad al servicio de la Patria, en la que se condigan los logros obtenidos durante estos 11 años y con el horizonte de que cada facultad tenga una fuerte función social.

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina