Ciudad de Buenos Aires

Los Jóvenes Pintan Bien: Jornada Solidaria en la Escuela Especial N°11 de Villa Urquiza

2El sábado 15 y el domingo 16 de marzo, los compañeros de La Cámpora que militan en la Comuna 12 y de Integra, el espacio que trabaja sobre la integración y la discapacidad de las personas, junto a padres, docentes y vecinos, participaron de una jornada solidaria en la cual pintaron la Escuela Especial Nº11 ubicada en el barrio porteño de Villa Urquiza.

Además, durante la jornada se hizo en homenaje a Maxi, hijo de una compañera, quien concurría a ese establecimiento y falleció hace unos meses por cuestiones de salud.

Desde temprano, compañeros, padres y maestros comenzaron a poblar la escuela que recibe en sus aulas a chicos con discapacidades motrices o mentales, la única en todo el distrito especializada en ambas cuestiones. También se juntaron firmas para que el gobierno porteño finalice las obras e inaugure la Escuela Especial en el Polo Educativo de Saavedra.

Brochas y latas de pintura, chicos que jugaban en el patio, fueron el escenario de los dos días de trabajo en los que participaron numerosas personas, entre militantes, miembros de la comunidad educativa y vecinos. En medio del aparente caos, todo estaba muy organizado y cada uno encontraba una tarea: lijar, revocar, pincelar los detalles, pasar el rodillo por paredes o techos. La suma de todas esas manos posibilitó terminar casi todas las aulas.

Como corolario de las jornadas, llegaron las palabras. El responsable comunal de La Cámpora en la Comuna 12, Pablo Ortíz Maldonado, quien aseguró que esta actividad “tiene que ver con el amor y con poner el cuerpo” y citando a Perón sostuvo: “La única verdad es la realidad, cuando se acaban las palabras quedan los hechos“, aludiendo a los compañeros que participaron activamente y con entusiasmo para cambiarle la cara al colegio.

Emocionada, luego de agradecer a los militantes, Alejandra, la mamá de Maxi y compañera de La Cámpora, conmovió a todos con su historia de lucha y expresó que era “muy difícil” estar allí, pero que lo hizo porque allí su hijo era feliz: “Tenía que estar, esta escuela es muy familiar y brinda amor“, señaló.

Hernán, del área de discapacidad de Integra, expresó estar “muy contento” por la actividad y destacó que no organizan estas jornadas en época de elecciones. Llamó a involucrarse y hacer cosas por los otros. En ese sentido, explicó que la crítica a la educación es por la falta de inclusión en el sistema, pero no se quedan sólo en eso sino que desde la organización llevan adelante acciones, como en este caso.

Por su parte, Liliana, la directora del establecimiento, criticó la política del gobierno porteño: falta de sillas y mobiliario, retraso en pago al micro escolar y ausencia de obras en el establecimiento, entre otros temas. Asimismo reivindicó: “Inclusión significa que la escuela reciba al chico dignamente, y eso es lo que promovemos desde acá: nadie sale igual después de pasar por acá, ni los chicos ni nosotros“, se emocionó.