Noticias

La década del pueblo y del futuro

IMG_8908“Esta es una década ganada por el pueblo”, afirmó una vez más la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ante más de 700.000 personas que se habían acercado hasta la Plaza de Mayo para participar de la celebración de la Revolución de Mayo y diez años de una revolución que supo devolver la dignidad y la esperanza a su pueblo.

No hacía falta explicar a qué se refería. Durante todo el día el centro porteño se fue colmando de organizaciones sociales y políticas, sindicatos, organismos de derechos humanos, estudiantes secundarios, jóvenes  y familias enteras que habían viajado desde distintas provincias para festejar un nuevo aniversario patrio que quedará marcado ya en las páginas de la historia porque en cada uno de los presentes había una vida, un derecho y un ejemplo que daba cuenta de la política de inclusión y ampliación de derechos que vive cada rincón de la República Argentina.

Alrededor de  30 mil militantes de La Cámpora viajaron durante horas desde el norte, sur, este y oeste del país para encontrarse con otros argentinos y participar de esta jornada patria. No hubo cansancio que valga, allí estuvieron desde las siete de la mañana flameando sus banderas, cantando hasta quedarse sin voz, compartiendo su experiencia con quienes venían de otras provincias. Allí estaban miles y miles de compañeros que llevaban en sus miradas el destello de un Estado presente, la gratitud y el amor, la organización y la unidad, pero por sobre todas las cosas, la certeza de que la única garantía de continuidad de este proceso histórico y de este proyecto de país sólo será posible con un pueblo organizado y defendiendo sus derechos.

Tal como afirmó la Presidenta, ésta no es una década ganada por un gobierno, sino por el conjunto del pueblo, por todos los que habitan este suelo y hoy tienen en sus manos el desafío de “organizar a la sociedad para cuidar las conquistas, mirar para cuidar”.

“Mi obsesión es que esta sociedad, los 40 millones de argentinos, se organicen, en forman unida, solidaria, pero al mismo tiempo comprendan”, resaltó Cristina y agregó que “si no se organizan, si no participan, si no cuidan ustedes mismos lo que es de ustedes, van a venir por todos ustedes como han hecho a lo largo de la historia”.

Luego, la Presidenta hizo un repaso histórico por los 203 años de la Patria, hilvanando una misma lucha de liberación y defensa de la soberanía latinoamericana llevada a cabo por héroes y militantes que hicieron historia, como Moreno, Belgrano, Monteagudo, Juana Azurduy, Rosas, Perón, Evita, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Hugo Chávez y Néstor Kirchner, hasta llegar al desafío de esta época que es participar y organizarse, ya que “ése es el mejor homenaje que podemos hacer a esos hombres y esas mujeres que lideraron un pueblo hace 203 años”.

Néstor Kirchner dijo al asumir que cambio era el nombre del futuro. Y hoy ese futuro llegó, como dijo la compañera ante miles de personas que la oían en la Plaza y alrededores, luego de “años de desencuentros, avances y retrocesos, y también casi una década que cambió la historia en el siglo XX”.

Ésa es la razón que explica el ultraje, los agravios y los ataques permanentes recibidos desde el año 2003; la política de transformación, la defensa de los sectores más vulnerables, la lucha contra las corporaciones monopólicas y el fin de la impunidad, el proceso de Memoria, Verdad y Justicia, la pluralidad de voces, la política de igualdad e inclusión mediante la Asignación Universal por Hijo, el Matrimonio igualitario, la Democratización de la Justicia, el reclamo sostenido por la soberanía de nuestras Islas Malvinas, la reestructuración de la Deuda y el no al ALCA, la creación de más de 5 millones de puestos de trabajo, entre otros, así como “cada conquista, en cada hombre y cada mujer que pudo jubilarse y que hoy cobra una jubilación que se ajusta dos veces al año, cada pibe que recibe una netbook como parte del proceso de un inclusión educativo, cada mujer que tiene ahora el reconocimiento de su trabajo como empleada en domicilios particulares y tienen herramientas para pelear sus derechos en cada rincón del país, en una década ganada en federalismo en la que todas la regiones han sido incorporadas en un plan de infraestructura sin precedentes y en los miles de pequeños y medianos productores, empresarios, comerciantes, y también los grandes, que han obtenido en esta década ganancias y rentabilidades que generaron millones de puestos de trabajo”.

La Patria es el otro, la unidad y la organización es la consigna. Ese es el desafío de un pueblo que hace una década ha salido del infierno para empezar a ser protagonista de la historia.

Lo sabe el jubilado que marchó sin sacar su mirada de los pibes, mientras cantaba “No nos han vencido”. Lo sabe el pibe de 16 que llevaba una remera de La Cámpora con las islas Malvinas en el pecho y viajó con su vieja desde Tucumán, a quien le repetía, emocionado, “así todo vale la pena”. Lo saben los trabajadores que antes marchaban pidiendo trabajo y hoy lo hacen con sus compañeros del sindicato, lo saben los organismos que marchaban resistiendo y pidiendo Justicia y hoy lo hacen felices, con verdad, sin impunidad y junto a 108 nietos recuperados. Lo saben las amas de casa y los más humildes. Lo saben los vecinos del barrio de Villa Elvira, en La Plata, que sufrieron las inundaciones, participaron incansablemente de las jornadas solidarias junto a los militantes y ayer se organizaron para decir presente una vez más. Lo sabe el pueblo organizado.

“Tal vez cuando dijo que no pensaba dejar sus convicciones nos parecía que hacía honor a todas las generaciones a las que había pertenecido, y en realidad decía que iba a jugársela”, dijo anoche Cristina ante quienes marcharon desde todas partes para acompañarla. Ante casi un millón de personas que cada día se la juegan siguiendo su ejemplo y en un nuevo 25 de mayo se acercaron para reafirmar una vez más sus convicciones frente a la puerta de la casa de gobierno.

 

Mirá más fotos acá!

 

Derechos Humanos

Organizaciones políticas y de derechos humanos se movilizaron ayer en La Plata a 11 años de la desaparición de Jorge Julio López, marcha que encabezó su hijo Rubén, quien consideró que "los que chicanean con el nombre de mi viejo cuando preguntábamos por Santiago Maldonado hoy no están acá".

marcha la plata
Derechos Humanos

Una serie de hechos y novedades acontecidos en los últimos días en torno a la desaparición forzada de Santiago Maldonado dan cuenta del profundo encubrimiento reinante desde el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial.

0028413706