Nunca caminarás solo!

Gabriel Cortiñas


El 31 de enero de este año, el compañero Gabriel Cortiñas fue galardonado desde Cuba con el Premio Literario Casa de las Américas de Poesía por su libro Pujato. El contexto era la edición número 54 de este premio, creado en abril de 1959, a solo tres meses del triunfo revolucionario cubano, con el objetivo de estimular y difundir las letras del Continente. En otras oportunidades, el Casa de las Américas había sido obtenido por escritores de la importancia de Juan Gelman, Eduardo Galeano y Ricardo Piglia. Esta vez, un jurado constituido por 22 intelectuales procedentes de 14 naciones nos dio el orgullo de premiar a un compañero de la organización.

El libro de Gabriel está centrado en la figura del General Hernán Pujato, pionero en la exploración de nuestra Antártida, y refiere la historia de un grupo de hombres que se propone construir, desde cero, una ciudad en el hielo. En ese proceso de construcción que describen las imágenes del libro resuena el tema de la soberanía y también la experiencia colectiva de la militancia. “Puede que la escritura y la militancia tengan en común la convicción: en un caso de que si todos ayudamos a construir una sociedad más justa, eso efectivamente va a suceder; en el otro, de creer que un poema todavía puede comunicar algo”, dice Gabriel, que nació un 12 de noviembre de 1983 en Buenos Aires.

Gabriel empezó a militar hace más de un año en el Centro de Estudios Políticos (CEP) de La Cámpora. Con el correr de los meses, también se sumó a la militancia territorial en La Cámpora Hurlingham. Hacía rato que sentía una necesidad de hacerlo pero no encontraba el espacio. A Gabo lo impulsó la necesidad de involucrarse, de recorrer los barrios y embarrarse en la realidad cotidiana de los vecinos.

Después de terminar el secundario en una escuela municipal, estudió Letras en la UBA, hizo trabajos como encuestador y telemarketer y finalmente, desde 2009, ingresó a la docencia como profesor de Lengua y Literatura en escuelas medias y primarias: “Los pocos años que llevo como docente me hicieron cuestionarme acerca de cuál era la escuela media con la que soñaba y cómo y qué debía hacer para empezar a cambiarla, para empezar a cambiarme. Un docente puede no participar de una organización política partidaria pero no puede desconocer que la docencia es en sí una actividad política. Me gusta la frase de Freire que (en plena década de los 90) decía: No puedo ser profesor en favor de quienquiera y en favor de no importa qué”, plantea Gabriel.

En su familia no hay ni hubo tradición política partidaria o militante. Gabriel recorrió el camino de la docencia media y de la carrera de Letras y, a la hora de tomar la decisión de involucrarse en este proyecto nacional y popular, encontró un primer espacio de compromiso político en las comisiones de Educación y Cultura del CEP.

Luego se fue acercando a la unidad básica de Villa Tesei, en Hurlingham, y comprometiéndose en jornadas solidarias, cuadrículas y actividades territoriales. El paso del tiempo trajo cada vez más compromiso y hoy, este compañero que acaba de ser premiado en el país de la revolución popular de Fidel y el Che, recorre los barrios de Tesei, de William Morris y de Hurlingham para conversar con los vecinos, hacerse eco de sus problemas, opiniones y necesidades, y aportar a la construcción política del proyecto colectivo que conduce nuestra Presidenta: “Yo siento a La Cámpora como la oportunidad histórica de participar activamente en un proceso de transformación para que haya cada vez más justicia social”.

Explica Gabo que el nombre de Pujato, protagonista del libro, había sido borrado a fuerza de sangre por los liberales, que quisieron minimizar el tamaño mayúsculo de su tarea. Estos poemas son entonces un intento de cambiar la historia oficial escrita por los liberales, un intento -dirigido al futuro- de buscar en el pasado los pequeños y grandes chispazos de soberanía política y construcción colectiva. Ahí está presente el sueño que en el 2003 Néstor vino a proponernos; ahí está presente la profundización del modelo que Cristina lleva adelante y nosotros defendemos. “Hoy tenemos la suerte de tener en la conducción a un cuadro político y a una estadista de la talla de Cristina. Yo terminé la escuela secundaria en diciembre de 2001, así que para mí pasar de eso, del escepticismo total, a ver desde adentro una plaza llena festejando el triunfo electoral de un presidente y la continuidad de un proyecto fue algo que jamás pensé que iba a poder vivir. Y eso, ese resurgimiento de la política como herramienta de los pueblos para cambiar la historia se lo debemos a Néstor y a su compañera, quien es además lo que es por todo lo que hizo, lo que hace y lo que estoy convencido que seguirá haciendo en beneficio de los que menos tienen. Está también en nosotros como generación el desafío de poner lo colectivo por encima de lo individual, siempre, y trabajar a destajo, con mucha humildad, desde donde nos toque estar, para que un día podamos decir en la Argentina no hay más pobreza”, resume Gabriel.

Chaco

El domingo 15 de octubre, en el marco del 32° Encuentro Nacional de las Mujeres, más de dos mil militantes de todo el país participaron de la Plaza de Mujeres Kirchneristas y se encolumnaron en la masiva Marcha General en Chaco.

IMG-20171015-WA0073
Chaco

El último sábado en Chaco se realizó el Plenario del Frente de Mujeres de La Cámpora con la participación de más de 800 compañeras de Río Negro, San Juan, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

prensa