Argentina

La militancia no descansa en Buenos Aires

Un fin de semana más dedicado al trabajo profundo en los barrios. Una inundación más que dejó a cientos de vecinos afectados en el conurbano, y la militancia dispuesta nuevamente a revertir la situación.

Los soldados de Perón, así se sienten y lo demuestran todos los días. Hablando con los vecinos, visitando nuevamente a las familias damnificadas, acercando cientos de donaciones, reconstruyendo viviendas, pateando el barro y llegando a los más humildes, a la patria profunda. Esa patria que todavía algunos no conocen y de la que no se sienten parte. Porque no quieren, porque no les gusta, porque no les conviene. No les conviene un proyecto colectivo, no les conviene un país para todos.

Pero ellos, los adoctrinados subversivos, entienden la solidaridad como herramienta fundamental de cambio, entienden que al odio se le responde con amor y alegría, entienden que las mentiras se confrontan con trabajo cotidiano, entienden que la convicción y la pasión por militar no se negocian y que el compromiso se renueva todos los días en los barrios. Entienden que para transformar hay que organizar y que para organizar hay que militar.

El ‘vamos por todo’ es por todos esos derechos que durante décadas gobiernos títeres y mafiosas corporaciones no supieron ni quisieron darle al conjunto del pueblo. Esta vez, este proyecto sí puede y sí quiere, y a su lado tiene a miles de jóvenes unidos y organizados dispuestos a todo por cumplirlo.

 

https://picasaweb.google.com/114225607195583452333/RecorridoPorLosBarriosAfectadosPorLaTormentaDel911

Movimiento Obrero

Desde que asumió Mauricio Macri, se destruyeron 137.000 puestos de trabajo registrados en la industria, unos 3.500 por mes. Un verdadero industricidio. En el caso de los alimentos y bebidas, a pesar de ser bienes imposibles de sustituir o resignar; su producción cayó un 7,7% en el último año, según reveló un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda.

alijor2
Buenos Aires

El asesinato de 4 jóvenes en San Miguel del Monte, tres de los cuales eran menores de edad, es consecuencia de la doctrina de seguridad interior que Cambiemos instaló entre las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales. Sin una conducción civil ni órdenes políticas claras, la Policía Bonarense volverá a cometer una masacre de estas características en cualquier momento.

SanMiguelDelMonte2