Editorial

Insoportablemente vivo

Tu presencia no le resulta indiferente a nadie. Ni a los muchos ni a los pocos.

A los muchos porque se dieron cuenta, gracias a vos, que la historia de los pueblos y de sus reivindicaciones continuaba y con ella, las viejas luchas populares, las gestas históricas, los héroes colectivos hoy están más vivos que nunca.

Y darse cuenta de que no hay injusticia que sea invencible genera la obligación de cambiarla. Una obligación que al corazón le resulta insoportable. Una obligación alegre, de amor. Un compromiso. Para los muchos.

Para los pocos, ese amor es una pesadilla que les recuerda cada minuto de sus vidas que no tienen otra razón que la fuerza, el odio y la mentira. Siempre tuvieron privilegios pero ahora se sienten incómodos porque le tienen miedo a la igualdad. Un miedo insoportable.

A los muchos les diste la dignidad de ser parte de un país, de un pueblo, de un continente.

A los pocos les diste bronca porque nunca se imaginaron que tendrían que justificarse ante el resto y hasta sentirse tentados a querer ser parte de los muchos.

Pero despertaste a todos. A los muchos y a los pocos les diste vida. Una verdadera vida, con un sentido, con calor y pasión, con ideas y con trabajo. Una vida plena.

Insoportablemente vivo en las realizaciones y en la certeza que dan para seguir haciendo.

Insoportablemente vivo en el presente y en el futuro.

Insoportablemente vivo en la esperanza de los muchos y en el odio de los pocos.

Insoportablemente vivo para todos y todos insoportablemente vivos.

Militancia

La provincia del Chaco nuevamente está sufriendo las consecuencias de una catástrofe climática sin precedentes. En sólo 4 meses hemos superado el promedio anual de precipitaciones. Esto, sumado a la falta de obras de infraestructura, al ahogamiento al que el gobierno nacional condujo a las provincias con la quita del Fondo Sojero, la firma del Pacto Fiscal y la cancelación de obras por financiamiento PPP, se traduce en más sufrimiento para quienes padecieron el agua en sus casas.

Lucila Masin (1) (1)
Economía

Argentina está atravesando una delicada situación financiera que repercute en la economía real y en la vida de todos sus ciudadanos. La manifestación más palpable de ello es la suba del denominado “Riesgo País” un indicador que estuvo en el centro de la escena durante la crisis de la convertibilidad y su posterior estallido a fines del 2001. Posteriormente, durante el período kirchnerista quedó relegado a un segundo plano, para resurgir con fuerza durante el gobierno macrista. En las últimos horas el Riesgo país de Argentina escaló por encima de los 1000 puntos básicos, (100 puntos básicos equivalen a un 1%) un máximo en el último lustro, que encendió las alarmas de todo el mundo financiero.

6d8b16cb-6a39-4050-9c91-27740c96fa29